Oposición PBA busca aprovechar impacto nacional del proyecto de boleta única

Ambito Nacional

Desde Juntos volvieron a insistir en necesidad de avanzar con iniciativas presentadas en ambas cámaras. Silencio desde el oficialismo. "No quieren transparentar el proceso electivo", aseguran.

El próximo jueves se llevará a cabo en el Congreso de la Nación una sesión especial para lograr el tratamiento del proyecto de boleta única y, como parte de la rosca política necesaria para activar una iniciativa que preocupa al oficialismo, la oposición comenzó a buscar aliados que respalden la propuesta y así dar el golpe.

El proyecto plantea la creación de una boleta única de papel donde figuren todos los candidatos de los partidos políticos para, de esa manera, evitar cualquier tipo de fraude electoral y, a la vez, disminuir el gasto público y la generación de papel, entre otras virtudes que rescatan desde la oposición.

Y, como era de esperar, el impacto nacional llevó a que desde Juntos comiencen a mover el tema también en la Legislatura bonaerense donde hay varias iniciativas presentadas en la misma línea.

En diálogo con Ámbito, la diputada provincial de Juntos, Alejandra Lorden asegura que los movimientos a nivel nacional “sirven para que se pueda avanzar en la Legislatura. Estamos a tiempos para generar otro sistema en 2023. Se trata de una serie de proyectos que buscan transparentar nuestro proceso electoral”.

En el oficialismo provincial hay silencio. Y al tema todavía nunca pudo ser tratado porque desde el Frente de Todos no acompañaron la posibilidad. Sin embargo, no todos piensan lo mismo. El jefe comunal de Tigre, Julio Zamora, se diferenció de los otros integrantes de la coalición al afirmar que “se trata de un proyecto que si bien tiene origen opositor, tiene características que son transversales a todos los espacios políticos y que nos impone un debate para colaborar con la transparencia y la modernización de nuestra democracia”. Sobre el poco movimiento en el oficialismo con respecto al tema, Lorden asegura en diálogo con este medio que “es un momento clave para discutir. Solo 19 países del mundo mantienen este sistema obsoleto. Pero hay un sector del oficialismo que evidentemente no quiere transparentar el sistema electoral porque con esta forma garantizás que no haya robo de boleta y que no se extorsione con la boleta a cambio de un paquete de alimentos. Esto pasa sobre todo en el Conurbano por lo que parece lógico que se resistan a tratarlo”.

La nueva modalidad para el proceso electoral, que ya adoptaron las provincias de Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Salta, aunque esta última incluye su uso electrónico, tuvo varios antecedentes en la Legislatura bonaerense. Incluso, durante la elecciones de 2019, la ley de Boleta Única dividió aguas en el por entonces oficialismo.

Intendentes de la oposición viajarán esta semana a Mendoza para reunirse con legisladores locales con el objetivo de adquirir mayor conocimiento sobre la ley que se sancionó un mes y medio atrás con el rechazo del peronismo local.

Pese a que no cuentan con los votos suficientes para poder ganar la votación en ambas cámaras bonaerenses, la oposición intentará sacar provecho del efecto derrame e instalará el tema con el fin de poder avanzar de cara al 2023.

Dejá tu comentario