Crisis: Neuquén emite deuda por $ 374 millones

Ambito Nacional

Neuquén (de nuestra agencia) - La Legislatura neuquina aprobó anoche por unanimidad un endeudamiento de $ 374 millones, cuyos fondos estarán destinados a cubrir compromisos de corto plazo con acreedores, contratistas de obra pública y para funcionamiento del Estado. Se trata de la emisión de bonos provinciales (Tiprodeu) por $ 150 millones y el ingreso al denominado Plan de Asistencia Financiera (PAF) por el cual la Nación asistirá a Neuquén con otros $ 150. También los legisladores del Movimiento Popular Neuquino (MPN) (partido del gobierno), Concertación UCR-PJ (kirchnerismo) y otras agrupaciones menores aprobaron la toma de dos préstamos por un total de 74 millones de dólares por parte del BIRF (Banco de Reconstrucción y Fomento) para obras de infraestructura.
Este auxilio financiero a Jorge Sapag, llegó después de que el mandatario efectuó un descarnado informe a la sociedad neuquina donde expuso con crudeza el difícil cuadro financiero por el que atraviesa su administración con una deuda pública de $ 415 millones. Sapag culpó de este desfase a su antecesor Jorge Sobisch, quien retrucó por intermedio de su ex ministro de Economía Claudio Silvestrini quien acusó a sus sucesores de presunta ineptitud y reiteró -al igual que Sobisch en su momento- que cuando se produjo el traspaso del mando el 10 de diciembre último, había un superávit de $ 880 millones.
Una de las críticas más duras fue la de Luz Sapag, intendente de San Martín de los Andes. La hermana del gobernador no ahorró calificativos para juzgar la gestión de Sobisch y pidió «un poco de humildad ante el descalabro financiero» con que la nueva gestión encontró a las finanzas provinciales». Silvestrini le había recomendado a Sapag reclamar ante el gobierno de Cristina de Kirchner por las regalías mal liquidadas y el subsidio en el gas que Neuquén regala a la Nación. En tono elíptico el gobernador también se quejó del olvido por parte del kirchnerismo de las promesas anunciadas meses atrás. Es que el patagónico jugó su prestigio político al alinearse estratégicamente detrás de Cristina y Néstor Kirchner sin que hubiera recibido los beneficios prometidos. Sapag también se veía perdido en el desierto al igual que otros gobernadores y los radicales K que se aliaron a la pareja presidencial. Por eso esta semana se recibió con alivio la noticia de que desde el Ministerio de Economía a cargo de Martín Loustau se daba luz verde a la asistencia financiera.
De todos modos quedan dos puntos cruciales por resolver: el precio del petróleo con que Neuquén recibirá las regalías (u$s 49 contra u$s 42 que se paga en la actualidad) y la seguridad a las operadoras petroleras de que el gas plus que se obtenga de arenas compactas se cotizará a precios ostensiblemente mayores -u$s 4 a 5 dólares por millón de BTU- que el que se paga actualmente por el fluido de Loma de la Lata.

Dejá tu comentario