Cruces por tensa disputa de tierras en Entre Ríos, a la espera de orden de juez

Ambito Nacional

El exministro de Agroindustria Luis Etchevehere acusó a Alberto Fernández de "apoyar a Juan Grabois para la toma de tierras". Paños fríos de Bordet.

La tensa disputa dentro de la familia Etchevehere en torno a un campo de Entre Ríos derivó en cruces entre el exministro de Agroindustria de Mauricio Macri, Luis Etchevehere -quien denuncia una usurpación por parte de su hermana Dolores y del líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois- y el oficialismo nacional y provincial, del Frente de Todos.

Tras un miércoles de tensión que incluyó una concentración de 800 ruralistas en el ingreso a la estancia “Casa Nueva” (Santa Elena) bajo la consigna “Fuera Grabois”, ayer el exfuncionario nacional acusó a Alberto Fernández de dar “un fuerte apoyo a Grabois para la toma de tierras”.

“El Gobierno nacional apoya con funcionarios a Grabois en la usurpación de tierras en Entre Ríos. Que hacían (Victoria) Donda y (Daniela) Verón en audiencia de partes ?”, disparó a las 7.30 desde Twitter, además de remarcar que “el director de Econ Popular, Sebastián Correa, durmió en la toma”. “(Gustavo) Bordet deja pisotear el federalismo”, cuestionó. “Gabriela Carpinetti, del Ministerio de Derechos Humanos, también durmió en la usurpación de Entre Ríos”, agregó el expresidente de la Sociedad Rural.

El gobernador peronista recogió el guante. “Ayer (por el miércoles) hablé con el jefe de Gabinete (Santiago Cafiero) y me manifestó que el Presidente no avala ningún tipo de intrusión sobre la propiedad privada en ningún lugar”, dijo, ante Radio Rivadavia. Pero remarcó que en este caso se trata de “un conflicto familiar en un juicio sucesorio que no está resuelto”, que hay que esperar la decisión de la Justicia y que “se da una situación diferente a lo que ocurre en el Sur con territorios mapuches, o lo que ocurrió en Guernica”. “Es imposible que esto se repita en otros lugares de la provincia: no hay ánimo de nadie de tratar de intrusar campos”, advirtió, y recalcó que “es importante llevar tranquilidad a los productores entrerrianos de que no van a ver vulnerados los derechos de sus propiedades”.

La arenga tuvo como destinatarios a productores locales que se agolparon frente al campo en Santa Elena, muchos de ellos más en rechazo a potenciales futuras usurpaciones que en apoyo de una de las partes en la disputa familiar.

En esa línea, al rechazo a las tomas hecho público por entidades rurales nacionales y entrerrianas, ayer se sumo el que brotó desde las otras dos provincias de la Región Centro: de la Mesa de Enlace de Santa Fe y de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias de la Regional Córdoba.

Con ese tenso telón de fondo, se dilataba ayer la decisión del juez de Garantías de La Paz, Raúl Flores, frente al pedido de Luis Etchevehere y de dos de sus hermanos de desalojar el casco y las tierras, tras el ingreso el jueves 15 por parte de su hermana y de al menos unas 50 personas del proyecto de colonia agroecológica “Artigas”, tras la donación de 40% de esas tierras a la CTEP de Grabois. En el ingreso al campo permanecían apostados ayer unos 100 policías.

Dolores Etchevehere -con el patrocinio legal de Grabois- rechaza la denuncia de usurpación y aduce tener derecho sobre la tierra, en el marco de una disputa judicial sucesoria. “Dolores figura como heredera; inventaron que había vendido las acciones, cuando no se puede con una sociedad indivisa”, dijo Grabois. La posición de Dolores E. fue defendida por Donda, titular del INADI. “Tal vez Luis no sabe que las mujeres tenemos derecho de administrar nuestros bienes”, dijo.

Dejá tu comentario