Kicillof busca reestructurar deuda por u$s7.148 millones

Ambito Nacional

El Gobierno bonaerense presentó a los acreeedores privados externos "lineamientos" que incluyen la necesidad de "un período de gracia de magnitud suficiente", de una "reducción permanente en el costo de la deuda" y de "alinear vencimientos con la verdadera capacidad de pago de la provincia".

El Gobierno de Axel Kicillof presentó este lunes a los acreedores privados externos los “lineamientos” que promueve para recuperar la sostenibilidad de la deuda pública bonaerense en dólares bajo legislación extranjera. El foco está puesto en la reestructuración de u$s 7.148 millones.

Si bien no se trató de una oferta formal a los bonistas sino de una presentación “con fines informativos”, allí hizo hincapié “en la necesidad de una estrategia integral sobre la deuda pública que permita devolverla a un sendero estable y sostenible”.

Bajo esa mirada, planteó “pautas” clave, que incluyen la necesidad de “un período de gracia de magnitud suficiente”, la “reducción permanente en el costo de la deuda” y el alineamiento “de vencimientos con la verdadera capacidad de pago de la provincia”.

Ese posicionamiento es central, ya que será sobre el cual continuarán las conversaciones con los bonistas, que este lunes desplegaron “muchas consultas” y demostraron “bastante interés”. El diálogo seguirá esta misma semana, según lo asegurado desde despachos provinciales a Ambito. “Todo está consensuado y coordinado con el Gobierno nacional”, remarcaron.

En la previa, y en declaraciones a TN, Kicillof había asegurado que “se hará una propuesta a su debido tiempo y siempre dentro de la realidad, porque algo insostenible e irreal no le sirve al Gobierno ni a los acreedores”.

La presentación de este lunes se dio luego de que el Gobierno de Alberto Fernández confirmara la postergación hasta 2021 de los pagos de deuda pública en dólares correspondientes a este año.

En los documentos hechos públicos a través del sitio web del Ministerio de Hacienda y Finanzas bonaerense se planteó la necesidad de alinear vencimientos con la verdadera capacidad de pago de la provincia y minimizar el riesgo de refinanciación, para lo cual las necesidades de financiamiento en moneda extranjera -bregaron- deben reducirse a través de extensión, reperfilamiento y/o recortes hasta lograr un perfil de vencimientos sostenible.

Allí afirmaron que “existen ciertas pautas que resulta necesario tener en cuenta para que la deuda elegible converja a niveles consistentes con las perspectivas de crecimiento y esfuerzo fiscal alcanzable por parte de la provincia”. En esa línea, apuntaron a:

* el período de gracia, con “la necesidad de consensuar un período de gracia de magnitud suficiente para que la Provincia pueda volver a retomar un sendero de crecimiento sostenible y atender lasnecesidades críticas a nivel social y de infraestructura;

* el costo, con “la reducción permanente en el costo de la deuda que implique cupones consistentes con niveles de intereses –medidos en términos de Recursos Corrientes Netos de Coparticipación– alineados con los niveles promedio de la historia reciente;

* el monto y el perfil sostenible, de la mano de “alinear vencimientos con la verdadera capacidad depago de la PBA y minimizar el riesgo de refinanciación, para lo cual las necesidades de financiamiento en moneda extranjera deben reducirse a través de extensión, reperfilamiento y/o recortes desde los valores actuales hasta lograr un perfil de vencimientos sostenible” y

* el cumplimiento normativo, con “servicios de deuda totales consistentes con las obligaciones legales de la provincia, en particular con los límites impuestos por la Ley de Responsabilidad Fiscal”.

En rigor, el “universo de la deuda elegible a renegociar en este proceso” es más amplio e incluye además deudas con organismos multilaterales y bilaterales por u$s 706 millones, con el Gobierno nacional (y deuda intra sector público) por u$s 1.763 millones, y deuda doméstica en pesos argentinos por u$s 803 millones, que “se continúa refinanciando bajo un supuesto de tasas de mercado accesibles”.

En los documentos del Ministerio de Hacienda y Finanzas remarcaron que, frente a la aguda crisis económica y social, es necesario consensuar un alivio financiero temporal para poder retomar un sendero de crecimiento duradero y atender las necesidades críticas a nivel social y de infraestructura.

En esa línea, enfatizaron que la deuda pública bonaerense es “insostenible” por “sus vencimientos elevados y concentrados en el corto plazo” (sólo con el sector privado en moneda extranjera totalizan u$s 5.500 millones hasta 2023), “el alto costo de los intereses”, “la falta de acceso al mercado”, -con “spreads prohibitivos para refinanciar deuda en moneda extranjera”- y “la trayectoria explosiva de la deuda bajo proyecciones de financiamiento dinámicas”.

La presentación también incluyó un análisis macroeconómico, realizado antes de la emergencia social y económica generada por la pandemia, donde se destacó la caída considerable del Producto Bruto Geográfico de la Provincia medido en dólares, lo que se tradujo en el deterioro de los indicadores sociales, con aumento de desempleo, pobreza e indigencia, principalmente en el Gran Buenos Aires.

Como hemos manifestado desde el comienzo de nuestra gestión, la deuda pública de la provincia no es sostenible en las condiciones de mercado actuales, y en ese sentido estamos dando pasos concretos, presentando un análisis de las características de la deuda y proyecciones para avanzar en un programa que nos permita recuperar su sostenibilidad”, dijo el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario