Tucumán: Juan Manzur le ganó el round a su vice Jaldo y concentrará poder del PJ hacia 2023

Ambito Nacional

El gobernador fue como precandidato a senador suplente en la lista que encabezó Pablo Yedlin y se quedó con una de las internas más calientes del FdT. En JxC se impuso el PRO con nómina de Alfaro.

Una de las disputas más calientes de las PASO se resolvió en Tucumán, donde el gobernador Juan Manzur ratificó su liderazgo en el peronismo provincial. La lista impulsada por el mandatario, que además fue precandidato a senador suplente, superó con apoyo de la Casa Rosada a su vice Osvaldo Jaldo, quien propuso otra nómina y encabezó la grilla para Diputados.

La pulseada PJ quedó 61% a 38% a favor del gobernador, que así mantiene el poder del partido en la segunda parte de su última gestión, con espalda para perfilar un sucesor en 2023. En la provincia norteña se renuevan los tres senadores y cuatro diputados.

El FdT cosechó en la sumatoria un 48%, mientras que Juntos por el Cambio obtuvo, entre sus tres listas, un 35%. Esa interna la ganaba la nómina que lideraba el intendente capitalino Germán Alfaro, un experonista que tuvo respaldo de la plano mayor del PRO.

La disputa Manzur vs Jaldo en rigor es previa a las PASO. La ruptura terminó de confirmarse en marzo, a raíz de la elección del Defensor del Pueblo en la legislatura. A partir de allí, no sólo se partió el bloque del PJ en la Cámara de Diputados provincial, sino que siguió una sangría en el Ejecutivo de dirigentes ligados al vice. En el peronismo provincial habían cuestionado a Jaldo por adelantar dos años una interna por la gobernación, que tendría que haberse dado en 2023. El vice, con aspiraciones a suceder a Manzur, partirá desde abajo entre los posibles sucesores.

La ventaja amplia del gobernador también despeja el segundo temor: una distancia corta le daba poder de fuego a Jaldo desde su trinchera en la legislatura. Sin embargo, los 90 mil votos de distancia le dan aire a Manzur también en el tramo final de su gestión.

Conocidos los resultados, Manzur llamó a “seguir trabajando y redoblar los esfuerzos”. “Tuvimos una interna y la ganamos. La lógica en el peronismo dice que el que gana conduce y el que pierde acompaña”, lanzó para Jaldo.

Asimismo, señaló: “Una vez más, el peronismo ganó Tucumán. Cuando los peronistas se pelean, se están reproduciendo”.

El gobernador, en tanto, se apoyó en la Casa Rosada, con un respaldo explícito de Alberto Fernández y un envío incesante de funcionarios del gabinete durante toda la campaña.

Para el Senado, la lista del gobernador la integraron Pablo Yedlin y Sandra Mendoza, quienes hoy ofician de diputado nacional y legisladora provincial, respectivamente. Mientas que Manzur fue como primer suplente. En la ristra para diputados nacionales la cabeza fue la ministra de Salud, Rossana Chahla.

Por el jaldismo, el vice fue el número 1 en la lista de Diputados, acompañado de Gladys Medina, mientras que los precandidatos a senadores serán Juan Antonio Ruiz Olivares y Graciela Gutiérrez. Así, con ambos en las boletas, la pelea fue sin intermediarios.

PRO

Por su parte, en JxC también hubo una disputa entre tres listas. La ganadora fue la que llevó al intendente de la capital tucumana Germán Alfaro como cabeza para el Senado, acompañado por su esposa, la actual diputada nacional Beatriz Ávila, en segundo término.

Alfaro, de pasado PJ, tuvo apoyo del PRO y venció a la ristra que tuvo como precandidato a senador al intendente de Yerba Buena, Mariano Campero, aunque de forma más ajustada a lo previsto. El recuento marcaba un 41% vs 39%. Más atrás quedaba la nómina UCR que llevó para la Cámara Alta al diputado saliente José Cano y en segundo lugar a Sandra Manzone.

En los cuarteles centrales de JxC estaban centrados en la interna, ya que no tenían expectativas derrotar al FdT.

Dejá tu comentario