Es ley emergencia en geriátricos de Buenos Aires

Ambito Nacional

El Senado bonaerense convirtió ayer en ley por unanimidad la emergencia de geriátricos. En la sesión que, al igual que la semana pasada, se desarrolló de manera mixta, también sirvió para darle media sanción a la ley que suspende los desalojos.

Ambos proyectos, que siete días atrás habían conseguido la aprobación en la Cámara baja, llegaron al recinto como parte de la “ley ómnibus” que el gobernador Axel Kicillof había girado al legislativo para su tratamiento.

Bajo el marco de la emergencia en geriátricos el Ministerio de Salud bonaerense estará autorizado a otorgar un permiso excepcional, de carácter transitorio, a residencias siempre y cuando cumplan con una serie de requisitos mínimos.

En tanto, el senador de Juntos por el Cambio, Agustín Maspoli destacó que el Poder Ejecutivo “preste atención a un tema que trasciende la pandemia que estamos viviendo”.

“La ley establece un proceso de empadronamiento para regularizar en forma progresiva a los geriátricos que no cuenten con la habilitación vigente”, graficó.

Por su parte, la ley que suspende los desalojos tendrá valor hasta el 30 de septiembre y alcanzará a viviendas únicas, habitaciones destinadas a vivienda familiar y alquiler.

Se trató de una jornada más amena que la de la semana pasada cuando la presidenta de la Cámara alta, Verónica Magario, despidió a los senadores exigiéndoles que hagan la cuarentena obligatoria lo que provocó el enojo de varios legisladores de Juntos por el Cambio que, dejaron en claro, que no estaban acostumbrados a ese trato y que no ese accionar no se relacionaba con su rol.

El que sí elevó la voz fue el senador Gustavo Traverso, quien hizo una defensa pública del sanitarista y exministro de Salud de Perón, Ramón Carrillo, en relación a la polémica que generó la idea de que su figura aparezca en el proyectado billete de cinco mil pesos junto a Cecilia Grierson, la primera médica argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario