"Antes de indultar a Sala, que me peguen un tiro"

Ambito Nacional

El gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales, consideró ayer que es “imposible” una eventual liberación de la detenida dirigente kirchnerista Milagro Sala. “Salvo que yo la indulte, lo que no voy a hacer; antes, que me peguen un tiro en la cabeza: no la voy a indultar”, disparó sin medias tintas.

La advertencia brotó un día después de la movilización motorizada por el oficialismo provincial en la capital jujeña, en rechazo al pedido de intervención federal del Poder Judicial jujeño presentado días atrás por el senador nacional Guillermo Snopek (Frente de Todos).

Para Morales, el objetivo de la iniciativa de Snopek es “pedir las causas, cambiar los jueces, liberar a Milagro Sala, garantizar la impunidad y volver al clima de violencia al que los jujeños no queremos volver”.

El mandatario radical remarcó que la líder de la agrupación Tupac Amaru “tiene cuatro causas que ya tienen condena, que tienen que ver con violencia y con corrupción”.

Morales además aseguró que en todas esas causas “intervinieron 26 jueces, y sólo cuatro fueron designados” en su gestión, “por concurso de antecedentes y oposición”.

El gobernador tiene previso reunirse el próximo martes en el Senado con el interbloque de Juntos por el Cambio, en la jornada en la que se analizará en comisión el proyecto de intervención del Poder Judicial de la provincia norteña.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario