Crisis por vallados: roces con intendentes y reto de Kicillof

Ambito Nacional

El gobernador salió a decirle a los jefes de distrito que "no es un sálvese quién pueda". Quejas entre referentes del mismo color político.

No es un conflicto menor. Y entre los intendentes bonaerenses ya dejaron a la vista sus diferencias. La crisis de los vallados expuso una serie de discrepancias que llevaron a que el propio Axel Kicillof tenga que salir a hacer una fuerte aclaración al respecto. “Esto no es un sálvese quien pueda, paremos la mano”, sostuvo el gobernador en clara relación con la decisión individual que muchos jefes de distrito están tomando con respecto a las medidas de prevención de sus localidades.

Lo cierto es que Kicillof debió tomar de lleno el problema producto del llamado de varios intendentes quienes le hicieron saber que las disposiciones de sus colegas los dejaban expuestos ante sus vecinos. “Me parece que la idea de encerrarse no está bien. No es algo que podamos hacer y nos quedan más que claros los lineamientos provinciales y nacionales, pero si el que tengo al lado tira 100 kilos de tierra en un acceso hace que la gente que vive en la otra cuadra me tire la bronca por no hacer lo mismo”, asegura un intendente del centro de la provincia.

A partir de estos reclamos y de otros cruces que se generaron entre jefes municipales de igual color político, Kicillof elevó la voz para poner ponerle fin a un conflicto que, en la actualidad, no suma. “Me parece bien que los intendentes hagan respetar el aislamiento”, pero “tiene que haber una vía de comunicación de bienes para que se pueda mantener el funcionamiento de cada una de las localidades”, sostuvo el gobernador en declaraciones radiales.

Bloqueo Iguazú
Cierre de pasos en Iguazú, provincia de Misiones (abajo), también generan un serio conflicto entre distintos sectores.

Cierre de pasos en Iguazú, provincia de Misiones (abajo), también generan un serio conflicto entre distintos sectores.

La queja no sólo se había hecho valer desde aquellos que no llevaron adelante las medidas del blindaje sino también desde la Nación, quien es la única que tiene la potestad de cortar las rutas como ya había manifestado en diversas oportunidades el jefe de Gabinete, Carlos Bianco.

También el ministro de Seguridad, Sergio Berni, había hecho mención a lo mismo. Pero no fue suficiente. Más allá de las palabras de Kicillof, los intendentes no tienen pensado dar marcha atrás con sus acciones. Incluso algunos siguen profundizando medidas que van más allá de lo decretado a nivel nacional y provincial. “Hay cuestiones razonables, que están sujetas a planificación y otras que no”, aseguró el gobernador. Y detalló que desde el gobierno sólo se autorizan aquellas medidas “que tengan un propósito claro”, dado que “cerrar por cerrar no tiene sentido”. Y agregó que “estamos tratando de ordenar la normativa. En principio nadie actúa de mala fe, sabiendo que la enfermedad también viaja en coche, pero lo que puede parecer una solución a veces provoca más inconvenientes”.

Ezeiza, San Vicente, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Bolívar y Azul son algunos de los municipios que se blindaron con el fin de que el coronavirus no se expanda rumbo a sus localidades. “Si yo hoy tengo que pensar en alguien es en mi vecino, que es la persona que me votó para que tome las medidas necesarias para cuidarlo. Entiendo lo que plantea el gobernador, pero hay muchas realidades dentro de un cuadro de situación que nos supera a todos por igual. Los accesos seguirán bloqueados para asegurar lo más que podamos a todos los que viven aquí”, sostuvo un intendente de la tercera sección. Más allá del avance del coronavirus, la crisis de los vallados llegó para recordar que las diferencias no siempre se den en los diversos colores políticos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario