Garro anunció moratoria en La Plata, y Posse mostró buena sintonía con Kicillof

Ambito Nacional

La Plata, Quilmes, Lomas de Zamora, San Isidro y Junín, por mencionar algunos, fueron algunos de los distritos que ayer inauguraron un nuevo año deliberativo. En la ciudad de las diagonales, Julio Garro abrió con un fuerte valor a nivel de distrito: el anuncio de una moratoria impositiva y el pase a planta de cooperativistas. Esto último era uno de los principales reclamos que venían dándose en el último tiempo.

En lo referido a las medidas fiscales, Garro sostuvo que se darán “para acompañar al sector comercial a los fines de reactivar la economía y fomentar la generación de empleo”, en línea con lo anunciado el lunes por el gobernador Axel Kicillof. “Por primera vez en la historia de la ciudad, todos los que tienen deudas van a tener un plan tributario acorde a su situación”, dijo.

Por su parte, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, mostró una fuerte alianza con la Nación y la Provincia (lo mismo hizo Martín Insaurralde en Lomas de Zamora al afirmar que “con Alberto, Cristina y Axel seguiremos avanzando en el camino de la reconstrucción Argentina”) antes de repasar lo realizado en 2020 y de poner el foco principalmente en salud y seguridad. “En Quilmes, nos encontramos con un sistema de salud municipal, que era una cáscara vacía”, dijo.

Gustavo Posse, sacó chapa como uno de los “pioneros” en lo referido a las aperturas económicas durante la pandemia y repasó algunas de las obras que llevará a cabo en San Isidro en este año de doble elección (UCR y legislativas). En su discurso, mostró buenas migas con el ejecutivo bonaerense al afirmar que “la Provincia ejerció un reparto objetivo, sin discriminación, tanto de montos no reembolsables como de préstamos sin intereses. Siempre de forma transparente”.

Quien no pudo dar inicio a las sesiones fue Pablo Petrecca ya que los municipales de Junín decidieron realizar un paro horas antes del inicio de la asamblea.

Dejá tu comentario