Modo Clío: Kicillof, a la Costa para retomar épica 2019 y “mateadas”

Ambito Nacional

El gobernador llega hoy a Villa Gesell para inaugurar una fiesta tradicional. Será una oportunidad para un cara a cara con el electorado en busca de recuperar terreno perdido tras revés en las PASO.

En el Ejecutivo bonaerense tienen claro que para volver a acercarse a aquel resultado que los llevó a ser gobierno deben recuperar la territorialidad perdida. El ingreso de los tres intendentes al Gabinete es una señal más que clara. Y ahora, con el avance de la vacunación y la baja en los casos semanales promedio de covid, sumado a una temperatura que acompaña, Axel Kicillof intentará revivir parte de una costumbre que, en su momento, fue clave para poder acercarse a los vecinos y, de esa manera, terminar siendo electo en 2019.

Así las cosas, el mandatario llegará hoy a Villa Gesell en el marco de la 40a edición de la Fiesta de la Diversidad Cultural y, tras algunas acciones junto al intendente del Frente de Todos, Gustavo Barrera, se sentará a dialogar con los vecinos que se acerquen al Pinar Histórico. El encuentro servirá para revivir las famosas mateadas que Kicillof inauguró días después de asumir el macrismo, más precisamente el 20 de diciembre de 2015 en Parque Centenario, y que luego adoptó como parte de su campaña para ser gobernador y que lo llevó a recorrer todos los municipios de la Provincia.
En otras palabras, Kicillof se pondrá nuevamente en modo Clío.

“La pandemia nos alejó de la posibilidad de mantener un cara a cara con los vecinos. Algo que para Axel es natural pero que por cuestiones de protocolo se había cortado. Es una forma de escuchar y poner la cara ante aquellos vecinos que quieren hacer algún tipo de reclamo”, le contaron a Ámbito fuentes provinciales.

“Axel está acostumbrado a las mateadas. Es muy positivo que pueda estar cerca de nuestros vecinos”, le dijo a este medio el jefe comunal de la localidad balnearia. “Es la primera vez que un gobernador viene a inaugurar esta fiesta”, agregó.

Kicillof llega a la quinta tras visitar tres distritos de la séptima sección. Y no es casualidad. En ambas, como también en la primera y en la cuarta, los bonaerenses elegirán sus candidatos al Senado provincial. Un ámbito que mantiene en vilo al gobernador.

“No tuvimos un buen resultado, pero sabemos que podemos revertir la situación. Mar del Plata y Tandil tuvieron un peso importante”, le sumó a este diario, Barreda.

En las PASO, la sumatoria de las listas de Juntos se impuso por el 50% de los votos contra un 29.4 del Frente de Todos. Una diferencia que, de mantenerse, llevará a que la oposición mantenga la diferencia de 3 senadores a 2 a su favor. Lo que no le permitiría al oficialismo generar las condiciones necesarias para revertir la situación actual en la Cámara alta, donde la oposición maneja 26 de las 46 bancas y complica la gobernabilidad del Ejecutivo.

El arribo del gobernador a Gesell se dará en el marco de un fin de semana extra largo que, según indican, tendrá ocupación plena en varios puntos de la Costa Atlántica.

Dejá tu comentario