PJ denuncia complot de Cobos contra Jaque

Ambito Nacional

Mendoza - El PJ mendocino salió a castigar ayer con dureza al vicegobernador Cristian Racconto, tras su denuncia judicial sobre un supuesto espionaje en su contra: sin medias tintas, advirtieron sobre la existencia de un presunto acuerdo con allegados al díscolo vicepresidente radical Julio Cobos para desestabilizar el Gobierno del justicialista Celso Jaque.

Sin embargo, Racconto -quien no habla con Jaque al menos desde el pasado lunes- negó tener un pacto con el cobismo y ratificó que no renunciará, mientras dirigentes del oficialismo ya evalúan iniciarle un juicio político si la Justicia no prueba finalmente su denuncia.

Desde el peronismo, la estocada más fuerte corrió ayer por cuenta del titular de la Cámara de Diputados local, Jorge Tanús, y del presidente del bloque de diputados del PJ, Carlos Bianchinelli, quien incluso pidió la renuncia de la segunda autoridad del distrito cuyano.

«Presumimos que hay un acuerdo entre el vicegobernador y gente ligada al vicepresidente de la Nación para diferenciarse de alguna manera, en el marco de desestabilizar al Gobierno de Celso Jaque», remarcó Bianchinelli.

«Desde el justicialismo no lo permitiremos, y si Racconto no comparte esta forma de gobierno, que se vaya», agregó.

En sintonía, Tanús afirmó tener «algunos indicios de que hay una intencionalidad política parecida a lo que ocurre entre el vice y el Gobierno nacional», en referencia a la posición opositora asumida por Cobos frente a Cristina de Kirchner.

«Racconto es el cobismo», disparó, en referencia al arquitecto con sello independiente que fue electo en 2007 como compañero de fórmula de Jaque, la espada del Frente para la Victoria.

Según Tanús, lo de Racconto «afecta seriamente a la institucionalidad de la provincia». «El peronismo todo saldrá a apoyar a Jaque y le está diciendo a este chico que tenga cordura institucional», advirtió.

En la otra vereda, el jefe del bloque radical, Alejandro Molero, negó que haya intentos de desestabilización y dijo que en el Frente Cívico están «preocupados por la situación», por lo cual se pidió la creación de una comisión investigadora.

Ese reclamo, aclaró, se hizo «no con el ánimo de desestabilizar», aunque advirtió que «este Gobierno no ha tenido estabilidad nunca».

Por su parte, el presidente de la agrupación cobista CONFE, Juan Carlos Jaliff, pidió «tranquilidad» a los dirigentes porque, dijo, hay «un problema grave y debemos actuar en consecuencia». «Si lo denunciado por el vicegobernador se comprueba, es grave y si no se comprueba, también es grave», consideró.

Para Jaliff, sin embargo, «el problema es otro». «Creo que el vicegobernador no se ha sentido parte de este Gobierno», dijo.

En tanto, el intendente capitalino Víctor Fayad (UCR) fue lapidario con Racconto, al sugerir que «debe hacerse una pericia psiquiátrica» y al calificarlo de «un niño caprichoso» que tiene «delirios de persecución».

El pasado lunes, el vicegobernador presentó una denuncia ante la Fiscalía de Delitos Complejos para que se investiguen presuntos hechos de espionaje interno, basados -entre otros ejes- en la instalación de una cámara policial justo frente a la ventana de su despacho en la Legislatura.

«Denunciar es muy fácil, pero también hay que probarlo luego», lo desafió ese día Jaque.

Dejá tu comentario