Polémica por intendencia de la capital chaqueña

Ambito Nacional

Chaco - La intendenta de Resistencia, la aliancista Aída Ayala, aseguró que no piensa renunciar al cargo y que se inclina por pedir una licencia para poder asumir como diputada provincial el próximo 10 de diciembre, en una decisión que anticipa una fuerte polémica con el justicialismo local.

La estrategia no incluye, previsiblemente, un potencial llamado a elecciones para completar el mandato -que expira en 2011- para no perder la comuna a manos del PJ.

De esta forma, la líder del bastión clave del opositor Frente de Todos apuesta a dejar abierta la posibilidad eventual de retornar con posterioridad al máximo puesto comunal para terminar su gestión.

Pero el justicialismo local considera que la alquimia es ilegal y que Ayala debe llamar necesariamente a elecciones municipales, sobre la base de lo que dicta -alegan- la carta orgánica de Resistencia.

En ese sentido, recuerdan que esa norma sostiene que el cargo de intendente «es de dedicación exclusiva» y que, en caso de renuncia, destitución o fallecimiento del intendente, «sus funciones serán ejercidas interinamente por el presidente del Concejo Municipal, quien dentro del término de cinco días convocará a elecciones, que se realizarán dentro de los sesenta días para reemplazarlo, siempre que faltare más de un año para completar el período constitucional».

Las voces justicialistas también citan el artículo 100 de la Constitución provincial, que determina que el cargo de diputado «es incompatible» con «cualquier otra representación electiva de carácter nacional, provincial o municipal».

«En principio no pienso renunciar; voy a pedir licencia»
, sostuvo, sin embargo, Ayala, además de considerar que «la carta orgánica municipal» la «faculta» a tomar una licencia.

«La presentación la voy a hacer ante los concejales, y ese día ellos verán cuál es mi decisión, y son ellos los que me tienen que otorgar la licencia», agregó.

La estrategia apunta, previsiblemente, a no activar una renuncia y un riesgoso llamado a comicios municipales que pueda permitir el acceso al poder en el principal distrito electoral de Chaco del justicialismo, que hoy gobierna la provincia de la mano de Jorge Capitanich.

De concretarse la postal con la que sueña Ayala, su sucesor será el actual titular del Concejo Municipal de Resistencia, el también aliancista José Barbetti, quien será deberá en ese caso ser reemplazado por la concejal justicialista Clarisse Pasmanter, que hoy ocupa la vicepresidencia del organismo legislativo local.

Los próximos pasos de Ayala se dan, además, en paralelo al tironeo entre justicialistas y aliancistas respecto de qué fuerza se alzará con la presidencia de la Legislatura provincial, a partir de la paridad de fuerzas en el recinto consagrada en los comicios del pasado 28 de junio.

En ese marco, Ayala aseguró que su asunción como diputada provincial no dependerá de su eventual acceso a ese estratégico rol.

Dejá tu comentario