Buenos Aires: multas de hasta $4.3 millones por incumplir restricciones

Ambito Nacional

Lo recaudado irá a un fondo que luego será girado a los municipios. Buscan incentivar los controles locales para hacer cumplir las disposiciones del DNU.

El Gobierno bonaerense de Axel Kicillof creó un fondo que se compondrá de las multas establecidas a quienes infrinjan las restricciones de pandemia, cuyo monto total se repartirá entre los municipios que registren la infracción. Una forma de comprometer a los intendentes para que refuercen los controles locales y que las medidas contra el covid que estableció la provincia sean efectivas.

De esta manera, los municipios serían los receptores “Fondo Municipal por multas a la normativa coronavirus”, creado por un decreto firmado por Kicillof. El texto establece que el monto será distribuido entre los intendentes, “asignándose a cada distrito, de manera mensual, el monto de lo que hubieren recaudado”.

“Esto va a hacer que las personas que no lo entienden con las neuronas, lo entiendan con el bolsillo”, aseguró ayer el jefe de Gabinete, Carlos Bianco. Y es que las penas podrían significar 500 sueldos mínimos, el equivalente a $4.300.000 para quienes no cumplan con las disposiciones por la pandemia. El dinero recaudado por las infracciones irá a un fondo provincial -ya que en rigor los municipios no pueden cobrar la multa- y desde ahí serán girados a los intendentes.

El decreto busca conseguir un mayor control en especial de la nocturnidad y busca impactar de lleno en las llamadas fiestas clandestinas. A la vez, la Provincia pretende descomprimir el rol de la Policía Bonaerense y lograr que sean los propios municipios los que salgan a buscar a los infractores.

Adhesión

Para que los distritos puedan cobrar las multas, los intendentes deberán adherir al decreto 1/21 de enero de este año que estableció que “el incumplimiento de las normas dictadas en el marco de la pandemia ocasionada por la enfermedad covid-19 dará lugar a la aplicación de las sanciones” que pueden llegar hasta los 4,3 millones de pesos.

Así, dice el texto del decreto, “una vez que hayan adherido se les habilitará a través del Sistema Integrado de Emisión y Pagos No Impositivos (SIEP) un usuario para la gestión del trámite correspondiente a la emisión de las boletas de pago de las multas que aplicaren”. Tras la clausura de los espacios, los agentes municipales labran un acta a los organizadores, que posteriormente deben hacer un descargo en la comuna. “Si el municipio decide que la multa corresponde, les da luego una boleta de pago y la persona la abona. Nosotros creamos este fondo, para que ese dinero vaya en su totalidad a los municipios. A fin de mes vamos a tener los fondos cobrados en las cuentas de la provincia y se los vamos devolver a cada distrito”, cerró el funcionario.

Dejá tu comentario