Santa Fe: Rosario analiza endurecer el aislamiento por los contagios de Covid-19

Ambito Nacional

El intendente Pablo Javkin confirmó a Radio 10 que ante el incremento de casos, tanto la ciudad como el resto de la provincia de Santa Fe analiza un endurecimiento.

El intendente de Rosario, Pablo Javkin, confirmó a Radio 10 que ante el fuerte incremento de contagios de coronavirus tanto la ciudad como el resto de la provincia de Santa Fe analiza un endurecimiento del aislamiento preventivo. La definición será en las próximas horas.

"Sin dudas vamos a tener que hacer nuevas restricciones", afirmó Javkin. "Cuando pudimos abrir, tomamos la decisión y lo fuimos haciendo de forma equilibrada", añadió.

Por su parte, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, define por estas horas junto a sus colaboradores más cercanos y a través de consultas con intendentes los alcances de las restricciones que se implementarán por el crecimiento de casos de coronavirus, y la consecuente menor disponibilidad de camas para atenderlos.

Voceros del Gobierno provincial indicaron a Télam que "se está poniendo todo sobre la mesa", en alusión a que las medidas atienden no solo a la cuestión sanitaria, "sino que se evalúa el impacto de cada restricción en la actividad económica".

La principal preocupación es la zona sur de la provincia, con Rosario como epicentro, donde no solo se da el mayor porcentaje de contagios, sino que a la vez es la principal zona industrial del distrito.

"Lo ideal sería volver a Fase 1 de aislamiento para tomar el toro por las astas, al menos por dos semanas, pero sabemos que es ponerle un freno a la actividad en momentos de crisis. Hay que intentar un equilibrio, hacer una combinación entre lo posible y lo deseable", dijo a Télam una fuente del Ministerio de Gobierno de Santa Fe.

En la reunión de con el Comité de Expertos, el gobernador Perotti escuchó atentamente las opiniones de epidemiólogos y sanitaristas, pero no adelantó la suya.

Uno de los elementos que evalúa el Ejecutivo provincial es que cualquier restricción será "una medida antipopular", pero se mira permanentemente el número de camas de terapia intensiva.

La vicegobernadora Alejandra Rodenas aseguró ayer que en Rosario el nivel de ocupación de camas críticas llega al 75 por ciento en el sector público y supera el 70 en el privado.

La funcionaria añadió que en departamento La Capital, cuya cabecera es la ciudad de Santa Fe, la ocupación de camas de terapia intensiva es de "un 62 por ciento, también en aumento".

Una de los factores que hace más complicada la decisión oficial es que las realidades son diferentes de acuerdo a la zona, ya que el sur es el punto más caliente, el centro puede denominarse intermedio y en el norte provincial la situación es más desahogada.

Sobre los tiempos en que se harían los anuncios, las fuentes señalaron que "ni bien se llegue a una decisión, se comunicará", aunque hasta este mediodía continuaban las rondas de consultas y las conversaciones con los intendentes y especialistas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario