Tras fallo, intendentes presionan por clases en las escuelas locales

Ambito Nacional

Los municipios del AMBA gobernados por la oposición trabajan en protocolos para poder lograr la presencialidad en los establecimientos municipales. El fallo en Vicente López, clave.

El fallo de la Corte Suprema de Justicia que reconoció la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires en su puja por la presencialidad escolar tuvo su impacto contiguo en el AMBA y varios intendentes de la oposición se envalentonaron ante la posibilidad de conseguir una sentencia que también les permita retomar las clases con asistencia a las aulas.

Sin embargo, la situación en la Provincia es diferente: las escuelas están bajo la órbita del Ejecutivo bonaerense. Y por ende, los municipios no cuentan con la autonomía necesaria para poder conseguir un fallo favorable, similar al que obtuvo Horacio Rodríguez Larreta.

Pero más allá de ésto, la oposición salió a celebrar la sentencia ajena y algunos distritos volvieron a redoblar las presentaciones judiciales para intentar lograr un golpe de efecto que, más allá de una probable respuesta negativa, signifique una respuesta inmediata a un reclamo local.

No todo está perdido. En esa línea, el municipio de Vicente López (uno de los distritos bonaerenses con grandes similitudes con CABA), a cargo de Jorge Macri (Juntos por el Cambio), presentó ayer la contestación a la resolución que emitió el juzgado Civil y Comercial N° 12 de San Isidro para que, eventualmente, decida sobre la medida cautelar planteada. La jueza Estela Robles solicitó que se clarifique la situación en relación a testeos, transporte y capacidad hospitalaria.

Sobre estas consultas, el distrito indicó la acción de testeo que llevó adelante con los docentes hasta la suspensión de la presencialidad y la posibilidad con la que cuenta hoy de realizar 150 test diarios, En relación al transporte, el municipio dejó claro que el 65 por ciento de los vecinos cuenta con movilidad propia; mientras que, por último, presentó un repaso de todo el sistema de salud municipal.

En Vicente López confían en que, al menos, la Justicia otorgue al distrito la medida cautelar con alcance sobre el sistema educativo municipal. El distrito cuenta con 16 jardines maternales, 10 jardines de infantes, la escuela de educación primaria municipal Manuel Dorrego, la escuela secundaria Paula Albarracín y el Centro de Formación. Y para esto, la ciudad pondría en marcha un protocolo de transporte local para garantizar la presencia de los chicos que no tengan movilidad propia.

De todos modos, ni Buenos Aires, ni Mendoza ni Santa Fe, le atribuyeron autonomías a sus municipios y, en rigor, en el caso bonaerense la constitución provincial no los habilita a sancionar una carta orgánica.

En la misma línea, pero sin presentación judicial de por medio, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, se encuentra armando un protocolo similar para elevar a la Provincia y conseguir su aprobación y así habilitar la presencialidad en los 10 jardines municipales. “De los más de 2 mil chicos y chicas que asisten a estos jardines, solo el 30 por ciento lo hace a través de transporte público. Podemos resolverlo con corredores sanitarios o medios de transporte municipal”, le aseguraron a este diario desde el municipio. Y dejaron en claro que la problemática es que “de estos 2 mil, hay 500 con problemas de conectividad”.

La postura de Tres de Febrero es parecida. No hay presentaciones judiciales, pero el intendente Diego Valenzuela sí se encuentra acompañando a padres en sus reclamos judiciales. “Nos falta ese plus de autonomía que merecemos para tomar decisiones o poder coordinarlas con la Provincia”, sostuvo ayer el intendente en relación a la capacidad de resolución en los distritos.

Donde también hubo movimiento fue en San Isidro. El municipio administrado por el radical Gustavo Posse amplió ayer la demanda iniciada el 16 de abril ante la Justicia Federal de San Martín, que días más tarde se declaró incompetente. Al igual que más tarde sucedería con la Suprema Corte bonaerense. En la actualidad la causa está en la Procuración, que en las próximas horas se expedirá sobre su competencia.

La voz de la oposición

En diálogo con Ámbito, el exministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro aseguró que el fallo para CABA “es una luz de esperanza para todos los estudiantes que quieren ejercer su derecho a la educación”. Y cuestionó al gobierno sobre su toma de decisiones: “Hay que perseverar y demostrarle al gobierno que el problema está en la informalidad, en las ferias ilegales donde no hay protocolos. No hay que encarnizarse con algo tan importante como el derecho a la educación”.

Desde Cambio Federal aseguraron que “Kicillof intenta minimizar la cuestión de la presencialidad diciendo que tiene 88 distritos, pero los 47 que tiene con virtualidad representan el 80 por ciento de estudiantes de la Provincia”.

Por su parte, el Senado bonaerense acusó recibo de lo sucedido en CABA y también se pronunció: aprobó por mayoría un proyecto de declaración para mostrar su beneplácito por el fallo de la Corte Suprema.

Dejá tu comentario