Una pickup con ADN todoterreno

Autos

Con rasgos que provienen del Wrangler, la camioneta está pensada para el uso offroad extremo. Se ofrecen dos versiones, siempre con el motor V6 3.6 Pentastar de 285 CV, acoplado a transmisión automática de ocho velocidades.

Jeep llevó adelante uno de los lanzamientos más esperados: la pickup Gladiator, un modelo basado en el Wrangler y pensado para el offroad más extremo.

El Jeep Gladiator se presenta en dos versiones: Overland y Rubicon, provistos por el motor 3.6L V6 Pentastar acoplado a una caja automática de 8 velocidades.

El diseño mantiene la parrilla de siete barras del Wrangler, aunque más anchas para aumentar el flujo de aire y ayudar al motor. Las versiones Overland y Rubicon ofrecen faros delanteros y antiniebla LED. Cuentan también con luces de circulación diurna. En la parte trasera, las tradicionales luces cuadradas presentan unos opcionales LED y dan paso a una apertura de la puerta trasera ensanchada para facilitar la carga de objetos en la caja. La puerta trasera, con cierre eléctrico, cuenta con amortiguación y tres posiciones de apertura.

El parabrisas exhibe un diseño con cuatro ganchos de bloqueo para facilitar la operación de plegado. El techo de lona premium “Sunrider Soft-top”, muestra un sencillo mecanismo de apertura y ayuda a reducir el ruido provocado por el viento. Dispone de varias sujeciones que se deslizan por un herraje para simplificar su desmontaje. Este componente se encuentra disponible en la versión tope de gama, como adicional al techo rígido.

Los Gladiator Overland incorpora un techo rígido color carrocería, mientras que la versión Rubicon equipa un techo rígido en color negro. Los paneles modulares Freedom y los cierres mejorados facilitan la operación de desmontaje e instalación de los techos. Todos ellos, además, cuentan con una ventana trasera que se desliza de forma manual.

En el interior, se observan materiales de alta calidad y de precisión artesanal. La consola central presenta un diseño limpio. El panel de instrumentos revestido a mano presenta superficies suaves al tacto con costuras que contrastan. Las rejillas circulares del sistema de climatización están rodeadas por un borde cromado.

Los tapizados revestidos en cuero de ambas versiones presentan costuras y disponen de controles para ajustar el agarre lateral y el soporte lumbar. Los asientos traseros están fabricados con materiales de alta calidad. Con los asientos plegados, las luces LED en los paneles traseros iluminan el espacio de almacenaje tras los asientos.

El panel de instrumentos luce una pantalla de 7 pulgadas TFT que permite al conductor configurar la información visualizada en más de 100 maneras distintas, incluyendo la música, el control de la presión de los neumáticos, la alerta de presión baja y el indicador digital de la velocidad. Desde la pantalla táctil de 8,4 pulgadas se maneja el sistema multimedia Uconnect. Ambas versiones incorporan una cámara delantera offroad. Incluye un parlante portátil inalámbrico Bluetooth ubicado bajo el asiento trasero.

El Jeep Gladiator es impulsado por un único motor: el conocido Pentastar V-6 de 3,6 litros que entrega 285 caballos de potencia y 353 Nm de torque acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades.

Gladiator proporciona la legendaria capacidad todoterreno de Jeep gracias a dos avanzados sistemas 4x4: el sistema Selec-Trac 4x4 para la versión Overland, que cuenta con una caja de transferencia de dos velocidades con relación final de 2.72:1 para la reductora y con la tercera generación de ejes rígidos Dana delanteros y traseros con una relación de 3.73 para el eje trasero. En la versión Rubicon, el sistema Rock-Trac 4x4 incorpora la tercera generación de ejes delanteros y traseros de alto rendimiento Dana 44, y una reductora (4LO) con relación final de 4:1. De serie, la relación de los ejes delantero y trasero es 4.10. También son estándar los diferenciales con bloqueo electrónico Tru-Lok.

Jeep Gladiator Rubicon ofrece una articulación y un recorrido total de la suspensión mejorados con la ayuda de una barra estabilizadora electrónicamente desenchufable, un elemento exclusivo en este segmento. Tanto el sistema Command-Trac como el Rock-Trac ofrecen una gestión permanente del torque, permitiendo un agarre óptimo en condiciones de baja tracción.

Para la versión Rubicon: Ángulos de ataque de 43.4 grados, ventral de 20.3 y de salida de 26, y una distancia al suelo de 280 mm. Para la versión Overland: Ángulos de ataque de 40.8 grados, ventral de 18.4 y de salida de 25, y una distancia al suelo de 254 mm.

El chasis de Gladiator utiliza materiales avanzados e ingeniería que ayudan a la reducción de peso sin perder rigidez y estabilidad. La caja de acero tradicional utiliza cuatro travesaños para reforzar el piso de carga, mientras que el portón trasero de aluminio cuenta con amortiguación y tres posiciones de apertura. La caja refleja la apuesta por la utilidad y la versatilidad que vimos en la cabina gracias a amarres integrados e iluminación interior.

Asimismo, utiliza la suspensión de cinco brazos, estando la delantera formada por un brazo de control lateral y cuatro brazos de control longitudinal. Barras de guiado, fabricadas en acero forjado, controlan el movimiento lateral del eje con un mínimo cambio de ángulo durante todo el recorrido de la suspensión. Tiene 615 kg de capacidad de carga y 2.722 kg de capacidad remolque

En seguridad, incluye monitoreo de punto ciego, alerta de tráfico cruzado, cámara todoterreno delantera, cámara trasera ParkView con líneas de cuadrícula dinámicas, control de velocidad crucero adaptativo y control electrónico de estabilidad (ESC, por sus siglas en inglés) con mitigación electrónica antivuelco, entre otros.

Los precios: versión Overland u$s93.000 y la Rubicon u$s99.000.

Temas

Dejá tu comentario