Política

Campaña internacional: Macri y Lacunza a EE.UU.; Alberto F. de regreso y mensaje cifrado

El Gobierno se ilusiona con conseguir un desembolso del FMI antes de las elecciones del 27 de octubre. Sea por esa razón o sólo por mantener la imprescindible paz en los mercados, ya se organiza un viaje de Hernán Lacunza a Washington. Se sumaría luego a la visita a Nueva York que tiene agendada Macri.

“Es lo que mejor hace y no vamos a desaprovecharlo”, La confesión, cruda, parte de un integrante del Gobierno y se refiere a las relaciones internacionales que puede llevar adelante Mauricio Macri en persona y que fueron siempre el valor agregado personal clave que le dio a su mandato. La semana pasada (aún ayer lo hacía) Alberto Fernández practicó el mismo ejercicio aunque con personajes diferentes ya que se encontró, más allá de dirigentes del PSOE, con Pedro Sánchez y luego el portugués António Costa. El mundo, de repente, desembarcó en la campaña quizás a falta de propuestas en Argentina que, debe decirse, no se le han escuchado en abundancia ni al Gobierno ni al resto de los candidatos.

En ese tren la Casa Rosada apela a las relaciones internacionales, aunque los ecos no lleguen con la misma fuerza de antaño. El teléfono con Washington sigue funcionando, aunque ahora más en privado que en otras ocasiones. Macri tiene previsto viajar a Nueva York para dar su mensaje ante las Naciones Unidas. Esa participación no es imprescindible, pero es la última chance que le queda antes de las elecciones de mostrar músculo en las relaciones exteriores y una apuesta a que Donald Trump, que esta semana lanzó un mensaje resbaladizo sobre su futuro con la Argentina, de un guiño hacia su socio de estos años en Latinoamérica. Como a ningún ministro de Economía argentino se le debe negar un viaje a Washington, Hernán Lacunza puede adelantarse y luego sumarse a la comitiva en Nueva York.

Si bien la estabilidad cambiaria es el objetivo casi exclusivo del Gobierno para los próximos días, y más allá de las teorías oficialistas sobre una campaña “real” y “corta” desde octubre, lo cierto es que Mauricio Macri ya inició su camino hacia la dura batalla electoral que tendrá el 27 de octubre próximo.

Por caso, el jueves pasado, Macri realizó un raid de discursos que comenzaron en Córdoba y terminaron durante la tarde en el CCK de la Ciudad de Buenos Aires. “Estamos convencidos de que la elección no sucedió y estamos con todas las energías para ir al balotaje. Vamos a continuar trabajando”, señaló por la mañana de inaugurar un Núcleo de Inclusión y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) en la capital de la provincia que comanda su amigo, el peronista Juan Schiaretti, con quien no se vio.

“Nuestra principal tarea en este momento es lograr la estabilidad económica y llevar tranquilidad”, aseguró el jefe de Estado, y dejó claro que el Gobierno tomó medidas para que el impacto de las PASO “no afecte más, porque más dólares es más inflación, y más problemas para los argentinos”. Allí, el Presidente remarcó que se espera el nuevo desembolso del Fondo Monetario Nacional (FMI) porque “hemos cumplido en todo”.

En tanto, por la tarde y de regreso en la Ciudad de Buenos Aires, el primer mandatario participó del cierre de la Jornada Nacional del Agro (Jonagro), actividad organizada por la entidad Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) en el Centro Cultural Kirchner (CCK). Allí, Macri manifestó: “En la vida hay que dar pelea, hay que poner y creer, y yo creo y sé que podemos, estoy convencido, y además sé que cuento con ustedes”. Ayer, el jefe de Estado retomó el discurso en una columna de opinión publicada por la agencia estatal Télam.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario