Granos: mercados en baja, pero con horizonte alcista

Campo

Los mercados de materias primas han logrado niveles récord en sus cotizaciones recientes, a expensas de un dólar débil en el contexto internacional y de la crisis en las plazas financieras, que ha determinado la migración de miles de millones de dólares a las plazas de materias primas mundiales.

La importante corrección que en el primer tramo de esta semana tuvieron los commodities agrícolas -y la que podría tener en el curso de los próximos días o incluso semanas- no significa que la tendencia de largo plazo se haya fracturado.

Se espera que los Estados Unidos cultiven una superficie de algo más de 35 millones de hectáreas, de acuerdo con el último informe del Departamento de Agricultura de ese país (USDA), que tomó por sorpresa a muchos operadores que juzgan a este dato como extremadamente optimista, a la luz de la situación climática por la que se transitó.

En relación con la campaña precedente, en los EE.UU. se implantó 7% menos de maíz, 17% más de soja, 5% más de trigo y 15% menos de algodón.

En la opinión de varios especialistas, el área de cultivo final de maíz norteamericana declinará en informes sucesivos, inversamente al área de abandono, que experimentará un crecimiento similar al de la última campaña con una situación climática análoga, como la del año 1993.

Por esta razón, el mercado internacional cuenta en el fondo con una fuerte motivación alcista, a la luz del próximo escenario productivo norteamericano y el uso creciente que se le está dando al maíz para elaborar etanol.

  • Preocupación

    En este último caso, algunos representantes del comité agrícola en el congreso de los EE.UU. comienzan a preocuparse por esta circunstancia y alertan que el único elemento que pueden controlar en la actualidad, para que las cotizaciones de maíz no se sigan disparando, es el monto que se utiliza para la elaboración de combustibles alternativos en ese país. El tema se encuentra entonces instalado con estas dos fuerzas antagónicas: la climática, que elevó los precios de los alimentos al comprometerse su nivel de oferta proyectada, y la legislación vigente en torno de los biocombustibles, que ensanchan el ya elevado nivel de demanda doméstica.

    La diferencia más importanteentre el anegamiento del año 1993 y éste radica fundamentalmente en la aplicación de tecnología en los cultivos, que amplía el potencial productivo de ellos al hacerlos más resistentes a las adversidades climáticas. Hacia el año 2000, 25% de los híbridos implantados en los EE.UU. estaban modificadosgenéticamente, y en la actualidad esta proporción abarca 80%.

    Aunque en apariencia la situación sea más grave para el cultivo de maíz que para la soja, debemos recordar que el inicio de la campaña no ha resultado ser muy halagüeño para la oleaginosa. La evolución del cultivo es aún lenta y esta circunstancia, de no modificarse, lo convierte en vulnerable a las heladas tempranas, que resultan habituales a partir de la mitad del otoño boreal.

    El gobierno de India anunció recientemente que prohibirálas exportaciones de maíz, con efecto inmediato, en reacción al alto nivel de inflación que aqueja a ese país. India soporta el nivel de inflación más elevado de los últimos 13 años, que llega a 11,4%.

    La medida regirá hasta el 15 de octubre, fecha en la que generalmente arriban las disponibilidades de la nueva cosecha.

  • Demanda

    Los precios del maíz en ese país venían creciendo sostenidamente como consecuencia de la fuerte demanda, que principalmente proviene de países como Malasia, Medio Oriente, Vietnam y Corea del Sur.

    En la campaña actual, India produjo 18,5 millones de toneladas, con un consumo doméstico anual estimado entre 15 y 16 millones de toneladas.

    Contrariamente, en Brasil no se restringirán las exportaciones de granos, aunque el nivel de inflación supera la meta oficial de 4,5% para el presente año. El ministro de agricultura de ese país, Reinhold Stephanes, descartó la idea de limitar o suspender las exportaciones, política aplicada «por México o nuestro país, sosteniendo que cualquier medida artificial termina provocando inconvenientes en el mediano y largo plazo», según declaraciones formuladas a la agencia «Estado», y manifestó además que esta técnica ya fue aplicada en su país en el pasado, sin éxito alguno.
  • Dejá tu comentario