La Rural reclama por las semillas

Campo

Frente a la interdicción de los barcos argentinos con harina de soja en España, la Sociedad Rural Argentina rechazó ayer en un comunicado «las acciones iniciadas por la empresa Monsanto en los puertos de destino de nuestra producción» y solicitó al gobierno nacional «que disponga de los mecanismos necesarios para responder adecuada y rápidamente a estas acciones que perjudican la comercialización de uno de nuestros principales productos de exportación».

«Confiamos en que los mecanismos legales se resolverán favorablemente a los intereses de la Nación», dice la Rural y agrega que «viene participando junto a todos los actores del negocio de semillas de un proceso que busca reformular un marco legal que fomente la innovación tecnológica, incremente la competitividad y brinde reglas claras y permanentes para los empresarios rurales y las empresas de semillas. Lamentamos que esta empresa se levante de una mesa de negociación constructiva, que busca generar la solución adecuada a la problemática de la comercialización de las semillas autógamas», indicaron.

Finalmente, la entidad que preside Luciano Miguens manifestó que «vale la pena recordar que la empresa Monsanto introdujo la soja RR en el país bajo las condiciones legales actuales, lo hizo casi juntamente con su lanzamiento en EE.UU. y la Argentina lideró su difusión en la región. Ello le permitió a Monsanto lograr una posición predominante en el mercado de insumos agropecuarios que aún hoy mantiene».

Dejá tu comentario