Noticias agropecuarias

Campo

Turismo enológico

Referentes del turismo enológico de las principales regiones de la vitivinicultura mundial visitaron bodegas argentinas, en la apertura de la Segunda Etapa del Plan de Consolidación del Enoturismo en la Argentina, que lleva adelante la Asociación Empresaria Bodegas de Argentina. La asociación promueve el enoturismo con el apoyo de los gobiernos de las provincias vitivinícolas, la Secretaría de Turismo de la Nación (Sector), el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y el financiamiento del Fondo Multilateral de Inversiones (BID/FOMIN). El grupo de visitantes estuvo integrado por la directora de la Oficina de Turismo de Bordeaux, Francia, Sophie Gaillard; el director del Centro de Visitantes de Napa Valley, California, Estados Unidos, David Turgeon; y el director del Centro de Estudios Turísticos, Florencia, Italia, Marco Pavoletti. Asimismo, asistieron el presidente de Great Wine Capitals, Porto, Portugal, Manuel Cabral; y el director proyecto de la Ruta del Vino de la Región Vitivinícola de Montilla-Moriles, Andalucía, España, Reyes Avila; coordinados por el responsable del área de Bodegas de Argentina y la COVIAR, Gabriel Fidel. En la Argentina hay 152 bodegas abiertas al turismo, de las cuales 52 tienen restoranes, y 12 alojamiento, y en casos puntuales se agregaron también canchas de golf y polo. A partir de 2004 (primer año en que se relevó esta información), el número de visitantes se duplicó; de acuerdo con cifras oficiales, 1,1 millón de turistas visitaron las bodegas. En 2007, con relación al año anterior, el impulso del enoturismo marcó un crecimiento de 51%, pasando por los establecimientos vitícolas argentinos 923.290 turistas. Mendoza concentró 74,2% de los visitantes, seguida por San Juan (9,1%), Salta (8,2%), y Neuquén (4,4%). Las estadísticas marcan que 2,7% de los turistas que recorrieron el país visitó bodegas, en siete provincias, y el enoturismo aportó a Mendoza 38% de sus visitantes; a San Juan, 37%; y a Neuquén y Salta, 14% y 10%, respectivamente.

Herbicidas en Buenos Aires

La Cámara de Diputados bonaerense pidió al gobierno provincial que realice estudios para determinar el impacto que provoca en el medio ambiente un herbicida utilizado en el cultivo de soja. La medida fue solicitada a través de un proyecto de declaración aprobado ayer en la Cámara baja, en el que se pidió al Ministerio de Asuntos Agrarios y Producción que se realicen estudios sobre el impacto del herbicida glifosato. La iniciativa, del diputado del Frente para la Victoria Darío Duretti, pide establecer si el glifosato «produce modificaciones en la flora de lagos y lagunas y cambios que tienen consecuencias ecológicas importantes, que puedan afectar la biodiversidad en general y, por ende, el funcionamiento del ecosistema». En los fundamentos, el titular de la Comisión de Asuntos Agrarios de la Cámara baja provincial advirtió que ese herbicida «produce modificaciones en la flora de lagos y lagunas», según resultados de un estudio publicado en la revista «Ecological Applications».

Europa eliminará licencias agrícolas

Los importadores y exportadores europeos de materias primas agrícolas clave, como los cereales, azúcar y carne, contarían pronto con operatorias más sencillas, debido a que un organismo regulador del bloque eliminará parte de los trámites que dificultan sus operaciones comerciales cotidianas. Como parte de un esfuerzo para simplificar la política agrícola común (CAP), muchas de las licencias requeridas para la exportación e importación de materias primas serán abolidas, o al menos se ceñirán a un único conjunto de reglas, dijo el jueves la Comisión Europea. Actualmente, las licencias que otorga la UE son necesarias para importar cerca de 500 productos de materias primas, cifra que será reducida a 65 desde el 1 de julio. Para los cereales, por ejemplo, el número de productos para los que se requiere una licencia de importación será recortado a 21, desde los 133 previos, precisó. Desde agosto, los comerciantes de vino podrán importar cualquier producto vitivinícola permitido bajo las regulaciones de la UE sin una licencia. En este momento, cerca de 100 productos de ese tipo requieren de licencias de importación. Para las exportaciones, sólo 43 productos tendrán que ser acompañados por una licencia. Los certificados de exportación para los cereales aplicarán apenas a nueve productos, frente a los 133 actuales.

Seminario de comercio mundial

El jueves pasado se realizó en la Sociedad Rural Argentina (SRA) el Seminario Inserción Argentina en el Comercio Mundial, auspiciado por varias entidades del sector agrícola argentino, entre ellas, la entidad anfitriona, la Fundación Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI), las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), el Centro de la Industria Lechera (CIL) y la Federación Agraria Argentina (FAA). Las autoridades del sector privado manifestaron la importancia de continuar trabajando en los temas de largo plazo, como los vinculados a las negociaciones internacionales y la inserción de la Argentina en el mundo, a pesar de la actual situación coyuntural.

Dejá tu comentario