Política

CGT apura a tropa propia a favor de Alberto F. y Cristina

Tras el encuentro de la "mesa chica" la semana pasada con el candidato a presidente, ayer Daer reforzó entre dirigentes en duda.

La CGT encaró ayer la labor interna de concientización que había comprometido en su encuentro de la semana pasada con Alberto Fernández, destinada a encolumnar la mayor cantidad de sindicatos detrás de la campaña del Frente de Todos. Lo hizo Héctor Daer, cosecretario general de la central, con una docena de dirigentes que no habían participado de la reunión con el postulante y con el objeto de despejar fantasmas de posibles saltos a otros espacios políticos.

El jefe del gremio de Sanidad encabezó ayer un almuerzo con miembros del Consejo Directivo de la CGT y otros sindicalistas cuyo alineamiento electoral permanecía en duda. Varios de los participantes coincidieron en señalar que del encuentro surgió el convencimiento de todos respecto de la necesidad de apuntalar la campaña del binomio que integran Fernández y Cristina de Kirchner. Y que todos le aseguraron a Daer que militarán por la fórmula en sus respectivas organizaciones y hasta en sus núcleos familiares.

Junto al anfitrión se encontraban su hermano, Rodolfo Daer (Alimentación), y Jorge Sola, titular del gremio del Seguro, quienes habían asistido a la reunión de la semana pasada con Alberto Fernández y que apuntalaron el discurso en la misma línea: la necesidad de blindar y darle volumen al pacto productivo que el Frente de Todos promociona para sus eventuales primeros 100 días de gobierno con el fin de recomponer el poder adquisitivo y reactivar la economía.

Los escuchaban Luis Hlebowicz (pasteleros), Horacio Jerez (calzado), Héctor Laplace (Asociación Obrera Minera), Rubén Aguiar (panaderos), Luis Cáceres (ladrilleros), Francisco Lancha (supervisores metalúrgicos), Aníbal Torretta (municipales porteños), Erick Mendoza (médicos) y dirigentes de los sindicatos de médicos y del caucho. En los casos de Hlebowicz, Mendoza y Noé Ruiz, de Modelos, la reunión de ayer buscó además compensar que hubiesen sido marginados de la comida con Alberto Fernández en el sindicato de estatales UPCN por supuesta falta de espacio físico, como contó este diario la semana pasada.

Daer se explayó en las principales conclusiones del diálogo con el postulante, en particular su compromiso asumido ante la “mesa chica” de la CGT de descartar cualquier intento de reforma laboral del estilo de la impulsada por el Gobierno, y su reivindicación de instrumentos propios del sindicalismo tradicional como la negociación colectiva por rama de actividad. En ese punto citó al candidato al señalar que será ese el mecanismo central para propender a la recuperación del poder adquisitivo del salario perdido en los últimos años.

De este modo quedó definitivamente zanjada la etapa de desinteligencias entre el Frente de Todos y la CGT, abierta una vez que se frustró en junio un primer encuentro con Alberto Fernández por su internación de urgencia por un inconveniente pulmonar, y que luego pasó a un segundo plano por la preferencia que mostró el candidato hacia el Frente Sindical por el Modelo Nacional, que lidera Hugo Moyano. Una cercanía, además, que quedó plasmada en el reparto de candidaturas a favor de dirigentes de la línea del camionero y el bancario Sergio Palazzo.

Además de repasar las coincidencias con el candidato, algunos gremialistas aprovecharon para pasar algunas facturas y recordaron que Alberto Fernández fue una pieza clave de la campaña presidencial de Florencio Randazzo en 2015. También marcaron las idas y vueltas entre el kirchnerismo y La Cámpora y el Frente Renovador de Sergio Massa, aunque finalmente hubiesen confluido en el mismo frente electoral. Los presentes, según confiaron varios de ellos, coincidieron, sin embargo, en la necesidad de respaldar al Frente de Todos por entenderlo como la única alternativa peronista y en advertir que el mayor riesgo de un triunfo del oficialismo será el impulso a las reformas laboral y previsional.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario