14 de agosto 2009 - 21:59

Aníbal Fernández: "Mientras el negocio del fútbol se está yendo al diablo, el Estado no puede mirar al costado"

Aníbal Fernández y el secretario general de AFA, José Luis Meiszner, ayer en conferencia de prensa.
Aníbal Fernández y el secretario general de AFA, José Luis Meiszner, ayer en conferencia de prensa.
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández aseguró esta mañana que el tiempo se agota y que esto va a explotar, y ahí la gente se va a preguntar por qué no se hizo nada, al referirse al plan conjunto que pusieron en marcha el Gobierno y la AFA. Enfatizó que "la falta de inversión de la empresa TSC ha hecho que el fútbol se degrade" y que ahora se busca salvar miles de fuetes de trabajo.

El funcionario explicó en declaraciones radiales que ayer la Presidenta recibió el tema y ahora "se estudia una forma asociativa para trabajar con el fútbol" y que, entre otras cosas, garantice que todos puedan verlo por televisión.

En ese sentido, estimó que hay 38 millones de argentinos que quieren ver el fútbol y no pueden pagarlo.

Además, reiteró que también se busca preservar las fuente de trabajo de unas 4.000 personas y que las instituciones cuenten con "presupuestas adecuados".

Sobre ese punto, el jefe de Gabinete diferenció el papel que jugaron los dirigentes, la situación generada por la falta de inversión de la empresa que televisaba los partidos y la difícil situación por la que atraviesan los clubes.

Los que malversaron los fondos que vayan presos, dijo Fernández y añadió que si los clubes empiezan a cerrar, entonces van a llover periodistas que se pregunten por qué el Estado no hizo nada al respecto.

Son 4.200 clubes, cuando esto se derrumba se lleva puesto todo y la Justicia no es la que paga los sueldos de los trabajadores, advirtió en diálogo con FM Blue.

Además, salió al cruce de los que critican la intervención del Gobierno en la problemática del fútbol al sostener que el Estado no tiene porque perder plata, el Estado tiene que ocuparse de todas las cosas que tienen que ver con la gente. Tendremos que ocuparnos de encontrar a alguien para ver cómo se comercializará el fútbol.

Fernández insistió con que el Estado interviene antes de que la industria fenomenal de fútbol se rompa porque el que tenía la gallina de los huevos de oro dejó de alimentarla y ahora somos nosotros los que estamos viendo como alimentarla.

Dejá tu comentario

Te puede interesar