Argentinos complicó más a Racing y está segundo en el torneo

Deportes

Argentinos Juniors, con una sólida actuación en la primera etapa, venció 2 a 0 a Racing, que sigue sin poder levantar cabeza, en un partido correspondiente a la novena fecha del torneo Apertura.

Los goles del partido los marcaron Diego Scotti, con la mano, y Santiago Raymonda, ambos en el primer tiempo.

El partido se jugó en la cancha de Argentinos, con la presencia de Diego Maradona, con un mal arbitraje de Cristian Faraoni, quien inexplicablemente dio como válido el gol con la mano que marcó Scotti.

Luego el árbitro no sancionó un penal para Racing y sobre el final del partido por una falta no violenta expulsó en forma directa a Braian Lluy.

Con este resultado Argentinos Juniors llega a los 18 puntos, quedando a uno del líder San Lorenzo, mientras que Racing, tras nueve fechas, suma 4 unidades sin poder cantar victoria aún en el certamen.

En el comienzo del partido Racing impuso un mejor juego en el mediocampo, porque el chico Gonzalo Pérez jugaba y le ganaba el duelo a Néstor Ortigoza, pero un desganado Claudio Yacob no aprovechaba a un desordenado Juan Mercier, entonces lo del equipo de Avellaneda no tenía peso.

Argentinos de a poco comenzó a controlar el juego, con Raymonda, Gabriel Hauche y la llegada por izquierda de Federico Domínguez.

Y ese mejor juego del local se transformó en ventaja, luego de un gol convertido por Scotti, claramente con la mano, pero el árbitro del partido no la vio.

Luego del gol de Argentinos Juniors el equipo de Avellaneda tuvo dos situaciones tan claras que sólo por el momento que está pasando no pudieron convertirse en gol.

Primero lo tuvo Lucero solo, pisando el área chica, pero el volante no le acertó al arco, y luego Sebastián Rosano, con el arquero tirado en el piso le pifió a la pelota.

Encima este Racing que tiene a si mismo como primer rival, en el primer tiempo jugó contra doce, porque el árbitro Faraoni, quien a los 30 minutos no sancionó en una misma jugada dos penales que le cometieron a Matías Martínez y a Pablo Caballero, sancionando falta en ataque.

Lo curioso del árbitro es que cobró falta en ataque, sancionando algo que no pasó y tenía frente a él a Federico Domínguez, quien chocó en forma violenta a Caballero, cometiendo una clara infracción dentro del área.

Esas situaciones desmoralizaron a este endeble equipo de Racing, con Pablo Lugüercio no acertando una, Rosano y Lucero perdiendo todas, y Argentinos siendo prolijo y ordenado lo pasó a desbordar por todos lados cada vez que lo atacó.

Entonces no sorprendió que llegara el segundo gol, marcado con un toque suave por Raymando, luego de una buena jugada de Hauche por izquierda.

Para el segundo tiempo Barbas mandó a la cancha a Sebastián Grazzini, luego a Lucas Castromán pero Racing nunca insinuó en la etapa final una reacción que pudiera provocar una esperanza de llegar al empate.

Argentinos Juniors cedió pelota y terreno, buscando salir rápido de contra, pero Hauche no tuvo compañía porque Ismael Sosa estuvo ausente sin aviso y los volantes dejaron de acompañar como en la primera etapa.

Los minutos transcurrieron con Racing empujando, con sus limitaciones, con muchas ganas y exponiéndose a contraataques que el local nunca pudo resolver, pese a que en varias tuvo superioridad numérica.

El resultado final Argentinos Juniors lo justificó con su con su buen momento y su efectividad, mientras que Racing pagó caro no aprovechar las chances que dispuso y por eso se fue con las manos vacías de La Paternal.

Dejá tu comentario