Argentinos son las vedettes del mercado italiano

Deportes

La operación por Erik Lamela, que pasaría de Roma a Tottenham por unos 35 millones de euros, fortaleció a los argentinos como centro en el mercado de trasferencias del Calcio.

El director general de Roma, Walter Sabatini, arribó a Londres para unirse a Pablo Sabbag, agente de Lamela, a quien Tottenham ofreció un contrato de cuatro años, de 4 millones por temporada.

Roma rearmaría el ataque con el capitán Francesco Totti y el marfileño Gervinho y equilibraría sus cuentas, pues agregaría los 35 millones por Lamela a los 15 que ya sumó por la venta del italoargentino Daniel Osvaldo a Southampton y a otros 18 que agregaría por la salida del bosnio Miralem Pjanic a Arsenal.

Justamente dos atacantes argentinos, Gonzalo Higuaín y Carlos Tevez, son los principales protagonistas de un mercado italiano de pases caracterizado por la austeridad, pues movilizaron una suma global de casi 75 millones de euros.

Napoli pagó 40 millones de euros al Real Madrid por Higuaín y Juventus abonó 12 a Manchester City por Tevez, pero se registraron también otras operaciones importantes, como el arribo de Lucas Biglia a Lazio, procedente de Anderlecht, en 6 millones.

Inter se había asegurado meses atrás a Mauro Icardi (ex Sampdoria) en 9 millones, mientras Gino Peruzzi (ex Vélez Sarfield) firmó para el Catania "argentino", que pagó 4 millones de euros.

Rubén Botta pasó de Tigre a Inter, Sebastián Leto, Fabián Monzón y Federico Freire a Catania (todos con la ficha en su poder) y Ezequiel Cirigliano pasó de River a Verona en préstamo, con una opción para la compra definitiva de su pase.

En operaciones interclubes, Hugo Campagnaro pasó de Napoli a Inter, Matías Silvestre de Inter a Milan, Mario Santana de Torino a Genoa y Marcelo Larrondo de Fiorentina a Torino, mientras Gabriel Hauche tras meses en Chievo, donde no jugó nunca, volvió a Racing.

Dejá tu comentario