15 de noviembre 2007 - 00:00

Arsenal, entre los grandes de América

San Martín,una de lasfiguras de lacancha,junto con elarqueroCuenca, lequita lapelota aTuzzio.Arsenal fueun equipoordenado,compacto ylogróclasificarse ala final de laCopaSudamericanaal vencerpor penalesa River en elMonumental.
San Martín, una de las figuras de la cancha, junto con el arquero Cuenca, le quita la pelota a Tuzzio. Arsenal fue un equipo ordenado, compacto y logró clasificarse a la final de la Copa Sudamericana al vencer por penales a River en el Monumental.
Arsenal vive su momento más glorioso. Logró empatarle a River en el estadio Monumental 0 a 0 (el partido de ida terminó con el mismo resultado) y en definición por penales (4 a 2) logró avanzar por primera vez en su historia a la final de una copa internacional.

Arsenal tuvo al arquero Mario Cuenca como héroe indiscutido, ya que atajó dos penales (a Belluschi y a Lima) y convirtió el penal que le tocó patear para definir el partido.

A River le costó demasiado, porque sufrió desde el comienzo cuando Biagini hizo estrellar la pelota en el travesaño, a los tres minutos de juego. Continuó sufriendo cuando, producto del pésimo estado del campo (el sábado jugará allí la Selección ante Bolivia), Ariel Ortega tuvo que salir (ingresó Rosales) con un esguince en la rodilla.

También los pozos del terreno disminuyeron las capacidades físicas de Tuzzio y Nasuti, quienes se resintieron promediando el primer tiempo. Parecían demasiados contratiempos para un equipo que no le encontraba la vuelta al partido, que no podía superar a un rival ordenado, con una sólida defensa, con un San Martín que se fue transformando en la figura del encuentro, y con Biagini y Calderón que siempre encendieron la luz de alarma en la última línea local.

Es verdad que River lo buscó más y tuvo las situaciones más claras, especialmente en el complemento. Sin embargo, al equipo de Daniel Passarella le faltó claridad, porque tuvo más fervor, más empuje que inteligencia para elaborar jugadas que llevaran peligro al arco de Cuenca que, poco a poco, se convirtió en la gran figura del partido.

A medida que pasaron los minutos, River adelantó sus volantes, mientras Arsenal fue retrocediendo peligrosamente en el terreno, cediéndole el dominio de la pelota.

Lima, Buonanotte y Belluschi, en dos oportunidades, Rosales y Augusto Fernández generaronlas situaciones claras que tuvo River para ponerse en ventaja, pero la solidez defensiva de Arsenal y un par de espectaculares tapadas de Cuenca se lo impidieron. River estaba jugado en ofensiva y en un contraataque, Ahumada paró con violencia a Yacuzzi y se fue expulsado. Con diez, River siguió avanzando, pero no pudo superar a un equipo ordenado y firme. Llegaron a los penales y Arsenal encontró el pase a la final de la Sudamericana, donde deberá enfrentar a América de México.

En River queda por saber si Daniel Passarella renunciará a su cargo. Hace unos meses dijo que, si no ganaba ningún título en el último semestre, se iba solo sin que lo echaran. El hombre es esclavo de sus palabras. ¿Passarella lo será?

Dejá tu comentario

Te puede interesar