Boca dejó escapar la ocasión

Deportes

Solamente Estudiantes pudo aprovechar la derrota de San Lorenzo, y con su triunfo ante Nueva Chicago del viernes se ubicó en el segundo puesto (compartido con Boca), a tres puntos del líder. Boca empató ante Argentinos Juniors 3 a 3 en un vibrante partido y River también igualó, pero 1 a 1 en el clásico ante Independiente, por lo que apenas le descontaron un punto a San Lorenzo, que el sábado perdió con Vélez. En la lucha por mantener la categoría, el que sacó ventajas fue Godoy Cruz, que le ganó a Gimnasia y Esgrima La Plata, salió de la zona del descenso y pasó a zona de promoción aprovechando las derrotas de Belgrano (ante Arsenal, 4-3) y Nueva Chicago (ante Estudiantes, 2-1).

Boca no se guardó nada, pero no pudo descontarle más que un punto a San Lorenzo, porque enfrente tuvo a un Argentinos Juniors que le jugó de igual a igual y por momentos lo superó.

El partido fue vibrante y muy emocionante. Argentinos Juniors salió a presionar de entrada y encerró a Boca en su campo. Fueron 30 minutos a pura presión donde se destacaron Carrera, Ortigoza y Sarmiento en el quite, y Hauche y Núñez movedizos y peligrosos en ataque. En ese lapso marcó dos goles de cabeza y hasta pudo haber conseguido una ventaja mayor.

Boca no encontraba la pelota, y Riquelme era bien marcado en zona, por lo que le costaba armar un circuito futbolístico. Pero ahí aparecieron las individualidades porque Neri Cardozo sacó un gran remate de 30 metros y descontó el marcador, lo que anímicamente sintió Argentinos Juniors, que automáticamente retrasó sus líneas y dejó de presionar en campo contrario.

Otra circunstancia fue la salida por lesión de Leonel Núñez, que con sus remates mantenía alerta a la defensa de Boca y no le permitía proyectarse en ataque.

Con mayor libertad empezó a manejar la pelota Riquelme y a su alrededor Boca se convirtió de dominado en dominador.

Un centro de Riquelme le permitió a Palermo empatar con una volea de zurda y también con la pierna izquierda desde 25 metros Hugo Ibarra clavó la pelota en un ángulo y se puso 3 a 2, dando vuelta el resultado.

Allí Caruso Lombardi lo sacó a Ortigoza, volante de marca, y puso en su lugar a un enganche, Matías Córdoba, y se jugó a cambiar ataque por ataque. En la primera que tocó Córdoba, lanzó un tiro libre en forma de centro y Choy González se anticipó a los defensores y de cabeza empató.

Después fue una lucha de igual a igual donde ninguno de los dos se conformó con el empate y no llegaron más goles porque Caranta y Pontiroli respondieron muy bien.

Boca no se guardó nada. Ni reservó jugadores, ni éstos se cuidaron en lo físico haciendo un gran despliegue. Serán los mismos (quizás con la vuelta de Daniel «Cata» Díaz) que jugarán el miércoles con Vélez por la vuelta de octavos de final de la Copa Libertadores. Es que Boca quiere ganar los dos torneos y no se decide en hacer rotación. La movida a Miguel Angel Russo le salió mal porque no pudo obtener los 3 puntos y ponerse a uno de San Lorenzo. Por eso ruega que no tenga que pagar ningún precio desde lo físico.

Dejá tu comentario