2 de noviembre 2001 - 00:00

Boca dejó a Racing como para el diván

Ariel Carreño festeja con sus compañeros el tercer gol de Boca
Ariel Carreño festeja con sus compañeros el tercer gol de Boca
Se preveía que iba a ser un partido caliente, jugado con vehemencia y alguna pierna fuerte. Los dos necesitaban un triunfo: Boca para darle fundamentos a un equipo -si se quiere-juvenil antes de enfrentar al Bayern Munich por la Copa Intercontinental; Racing porque tres puntos lo ponían en situación óptima para romper el hechizo que lleva desde hace 35 años. Este pleito no se ganaba sólo con coraje. Había que mezclar muchos condimentos para darle sabor a la comida.

Un abanico de posibilidades. En este triunfo -sin discusiones-de Boca (más allá de las intenciones) hubo de todo un poco. Estrategia, planteos, movilidad, dinámica, fundamentos futbolísticos y goles. Los ingredientes que se fueron echando sobre el campo de juego y terminaron por ser el justificativo para un resultado abultado en favor de Boca, que dicho sea de paso fue el que en conjunto mostró -como mínimo-que tenía mejores actores de reparto para cristalizar en el terreno una manifiesta superioridad.

La gran diferencia. En cualquier equipo siempre hay un conductor. Boca tuvo uno de lujo llamado Riquelme, Racing apenas contó con un cúmulo de individualidades. Alguna vez se escribió en un crítica que Boca es Riquelme-dependiente. Tal vez lo sea, pero siempre el «toque de distinción», la jugada impensada, el pase preciso para dejar a un compañero en posición de gol, sale de sus pies. Riquelme ayer brilló en todo su esplendor y Boca fue por momentos un equipo imparable para Racing.

Un poco de estrategia:
Bianchi le planteó un esquema casi perfecto. Serna como «líbero» apuntalando el trabajo de Barbosa y Burdisso (stopper), pero más que eso dándoles seguridad futbolística y confianza a juveniles que ya van perdiendo el «miedo escénico». Tal vez lo que Merlo no pensaba era que con Clemente Rodríguez (en lugar de Gaitán) y Delgado de punta, le irían a cortar el circuito ofensivo de Racing, con la salida de Vitali-Chatruc.

Tenencia de la pelota. Para destrabar un juego que se presente por lo menos «áspero», hay que bajar la pelota, hacerla circular y darle precisión para prosperar en ataque. Racing se quedó expectante, esperando el error de Boca en la llegada para tratar de sorprender en contraataque. Sin embargo, cuando lo intentó no lo pudo concretar porque en su soledad, sólo el colombiano Viveros tenía espacio para jugarse en alguna pelota personal. Milito y un inexplicablemente retrasado Estévez no eran suficiente argumento como para vulnerar a Córdoba.

Dos tiros de gracia. Era fácil pensar que el gol iba a llegar en el arco de Campagnuolo. Luego de tres intentos de pelotas tocadas en rotación (como el «loco» que se hace en las prácticas), llegó un pase «mágico» de Riquelme y puso el 1-0 (Guillermo a los 26 minutos del primero) y luego Delgado (a los 14 del segundo) cuando ya Merlo procuraba alguna fórmula diferente para tratar de cambiar la historia. Era tarde, Racing era ímpetu, voluntad, fuerza, pero seguía sin potencia.

Solución: quemar las naves: Merlo apeló a todo lo que tenía. le dio otra fisonomía cuando adelantó el equipo unos veinte metros, pero también puso al descubierto sus desacoples defensivos. Puso a Maceratesi en lugar de Chatruc, Gustavo Barros Schelotto por Viveros y Lux por Bastía. En el primer contraataque el juvenil Carreño le puso la pelota por sobre la cabeza de Campagnuolo. El penal que ejecutó Estévez fue puro formulismo. El partido había terminado mucho antes.

BOCA 3 - RACING 1

Boca Juniors: Córdoba; Serna; Barbosa y Burdisso; Calvo, Pinto, Traverso y C. Rodríguez; Riquelme; Guillermo Barros Schelotto y Delgado. DT: Bianchi.

Racing: Campagnuolo; Vitali, Maciel, Loeschbor, Ubeda y Bedoya; Chatruc, Bastía y Viveros; Estévez y Milito. DT: Merlo.

Goles: PT 26m Guillermo Barros Schelotto (B); ST 14m M. Delgado (B); 32m Carreño (B); 42m M. Estévez (R), de penal.

Cambios: ST 8m Maceratesi por Chatruc (R); Gustavo Barros Schelotto por Viveros (R); 27m Carreño por M. Delgado (B); 34m Barijho por Guillermo Barros Schelotto; 34m J. Villarreal por Riquelme (B); 35 Lux por Bastía (R).

Incidencias ST 23m expulsado Claudio Ubeda (R).

Estadio: Boca Juniors.

Arbitro: A. Sánchez.

Dejá tu comentario

Te puede interesar