Con la ausencia de Riquelme, Boca visita a Estudiantes

Deportes

Estudiantes de La Plata, con un fútbol sólido y eficaz, venció a Boca Juniors, 2 a 1, en la cancha de Quilmes, y quedó al cumplirse la sexta fecha, como líder del torneo Apertura de primera división.

Los goles fueron convertidos por José Luis Calderón, a los 11 minutos del primer tiempo y Enzo Pérez, a los 5 minutos del segundo período. Descontó Martín Palermo, a los 2 minutos de la etapa final.

Estudiantes de La Plata, con esta victoria, acumuló 16 puntos, y Boca Juniors sumó su cuarta derrota consecutiva y sólo cosechó cinco unidades en el presente torneo.

El actual campeón de América, tuvo una actuación sobresaliente, dominó a voluntad a su oponente, y salvo cuando Palermo marcó la igualdad xeneize, el resto del partido lo manejó a voluntad, ya que rápidamente Enzo Pérez puso en ventaja al "Pincha" que ganó claramente.

La mayor diferencia, pese a lo exiguo del score, la marcó Estudiantes en el primer tiempo porque exhibió un fútbol contundente, veloz y apabullante ante un Boca tibio, que nunca pudo descifrar el código impuesto por Basile cuando decidió cambiar su clásico esquema para colocar a un solo delantero de punta como Martín Palermo.

Con esta derrota, Basile volvió a quedar en la cuerda floja- ya había renunciado la semana pasada- y sólo el transcurso de las horas determinará el curso de acción que tomarán los dirigentes quienes respaldaron al entrenador cuando presentó su dimisión.

Como era de prever, Estudiantes de La Plata salió en el primer tiempo decidido a marcar diferencias, con el toque sutil de su principal figura, Juan Sebastián Verón, con la habilidad de Leandro Benítez y el oportunismo de José Luis Calderón, comenzó a quebrar a Boca, a tal punto que lo dominó en gran parte de esa etapa.

Desde el inicio, fue el equipo platense el que creó peligro sobre la valla defendida por Roberto Abbondanzieri, ya que el esquema táctico-4-2-2-1-1 que por primera vez utilizó Basile no fue efectivo para el equipo visitante.

Por eso, Estudiantes, con simpleza, y apelando a las corridas de Clemente Rodríguez por derecha y Manuel Salgueiro, por el otro sector, complicó a la defensa xeneize, que otra vez dió muestras de ineficacia.

En dos corridas, Salgueiro, a los 7 y 9 minutos, desperdició dos claras ocasiones para marcar, hasta que llegó el gol, convertido por José Luis Calderón a los 11 minutos.

Fue una falta- inexistente- que sancionó Pezzotta cuando Hugo Ibarra chocó con Benítez y fue el propio Benítez el que cobró el tiro libre, en el sector izquierdo del ataque de Estudiantes, lanzó el centro cruzado y allí apareció Calderón, que le ganó a su marcador y con un rodillazo mandó la pelota a la red.

Después, Verón paseó su elegancia por el mediocampo, donde ni Battaglia ni Rosada lo pudieron contener, fueron amonestados ambos por reiteración de faltas, y si Benítez, Salgueiro o Calderón hubieran estado más precisos, Estudiantes se habría retirado con una ventaja mayor.

Boca logró hilvanar una jugada recién a los 34 minutos, cuando Ibarra corrió por su lateral, se filtró en la defensa y lanzó un centro a ras del piso que obligó al rechazo de Albil, que respondió con solvencia.

Estudiantes, luego de esa jugada, se fue quedando, retrotrajo sus líneas y defendió con acierto la ventaja parcial donde pudo haber ganado por mayor diferencia.

Apenas iniciado el segundo período, en una jugada "rara?, Boca alcanzó el empate. Fue Abbondanzieri, tras eludir a Enzo Pérez, quién lanzó un envío largo que alcanzó a rechazar Desábato, pero habilitó a Palermo que con un violento tiro de zurda derrotó a Albil.

Estudiantes no sintió el impacto, sino que siguió apelando a su fútbol dinámico y así logró desnivelar, tres minutos después, cuando Enzo Pérez, a los 5 minutos, derrotó a Abbondanzieri tras una veloz jugada por la izquierda que terminó en un pase cruzado hacia el volante que entró por la derecha y remató sin marcas.

Después, Estudiantes, más ordenado, compacto y prolijo, con un Verón encendido, se dedicó a cuidar la ventaja, controlar el balón, y lanzar punzantes ataques que chocaron con la solvencia de Abbondanzieri.

Basile que había ensayado el cambio de Gaitán por Marino- totalmente ineficaz- no encontró variantes y Sabella decidió, a los 28 minutos, el ingreso de Morales Newman por Calderón.

Estudiantes nunca renunció a su juego y por eso es puntero, Boca en cambio pareció confundido y sumido en un mar de dudas, que lo acompañan en este atribulado presente.

Dejá tu comentario