Con una clase de fútbol, Lanús se puso el traje de candidato

Deportes

Lanús armó una verdadera exhibición de fútbol y se impuso categóricamente a Colón de Santa Fe, por 4-0, en el partido que cerró la fecha inaugural del torneo Final de fútbol de la primera división.

El equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto, protagonista hasta las últimas fechas del torneo pasado que ganó Vélez Sarsfield, lució un nivel lindante con la perfección, con varios jugadores que descollaron (Silvio Romero, Víctor Ayala, Mario Regueiro), que mostraron movilidad y no ocuparon posiciones fijas y que demolieron a un rival que se entregó muy rápido.

A los 20 minutos de la primera etapa, el paraguayo Ayala, habitual mediocampista central, llegó como centroatacante, libre de marcas, y estampó la apertura del marcador.

Antes de la finalización del primer período, el cordobés Romero metió el segundo, con un remate cruzado, tras pase de Maximiliano Velázquez. La distancia establecía una justa diferencia entre lo que habían producido uno y otro en esos 45 iniciales.

Pero si en el comienzo el dominio había sido ostensible, en la segunda parte, directamente, Lanús ofreció un fabuloso repertorio de cómo jugar sin miedos y aniquilar a un adversario timorato.

En una perfecta maniobra colectiva, contraataque de manual tras tiro de esquina de Colón, el local cantó el tercero a los 15 minutos, con la rúbrica de Ismael Blanco, el goleador que llegó desde Alemania y se convirtió en imprescindible refuerzo.

Y sobre los 30, otra jugada de conjunto muy buena en la que el uruguayo Regueiro apareció libre por el medio del área para someter sin complicaciones a un indefenso Diego Pozo.

Inclusive, los del mellizo Barros Schelotto pudieron haber aumentado las cifras con un tiro libre de Velázquez que se estrelló en el travesaño.

Así, con un rendimiento superlativo, quizás el mejor de los 20 equipos que intervinieron en esta primera fecha del torneo local, Lanús sustenta sus pretensiones de pelear hasta el final, agregándole a una base sólida que arrastraba desde el Inicial las contribuciones que pueden aportar el citado Blanco y Cristian Chávez, el enganche de Boca Juniors que jugó los últimos 10 minutos.

Por el contrario, Colón mostró una faceta diferente. Liviano en los distintos sectores del campo de juego, el conjunto de Roberto Sensini se vio perjudicado por las ausencias de los zagueros Mauricio Romero y Maximiliano Pellegrino (amaneció con un malestar estomacal y quedó descartado).

Pero, además, los santafesinos estuvieron lejos de exhibir un nivel compacto y fueron vulnerados cada vez que Lanús se los propuso.

Con los ingresos de Rubén Ramírez y Facundo Curuchet, el visitante buscó mejorar, pero la ilusión óptica apenas duró un rato. Con el gol de Blanco, Lanús volvió a tomar las riendas y asestó un golpe de nocaut a las aspiraciones visitantes.

El equipo del sur bonaerense volvió a ganarle oficialmente a Colón, luego de siete partidos (4 empates, 3 derrotas), pues el anterior festejo databa del Clausura 2009 (2-1).

Dejá tu comentario