Davis: se calienta la serie contra Australia

Deportes

El tenista David Nalbandian salió hoy a responder a las críticas del australiano Lleyton Hewitt y le puso así más condimento a la serie que disputarán Argentina y Australia, por las semifinales del Grupo Mundial de Copa Davis, del 22 al 24 de septiembre en el Parque Presidente Julio Roca, de Villa Soldati.

"Ojalá que Hewitt venga así la gente lo putea un poquito", remarcó el cordobés.

El tenista número 3 del ranking arremetió contra el australiano, quien había acusado a Nalbandian de "calentar el ambiente".

Sin embargo, ésas no fueron las únicas declaraciones de Hewitt porque ya había señalado que tenía temor por la inseguridad que hay en Argentina.

"La situación ha empeorado para los equipos visitantes y sólo basta con un loco para que la cosa se descontrole. Tengo que pensar en mi familia y hay interrogantes sobre la seguridad", había indicado el ex número 1 del mundo.

Luego de estos dichos, la Federación Australiana de Tenis anunció que arribarán al país con su propia seguridad para evitar algún problema.

Este fue un episodio más de los enfrentamientos entre Hewitt y los tenistas argentinos, ya que se registran varios antecedentes.

Juan Ignacio Chela había sido multado en el Abierto de Melbourne del año pasado por escupir al australiano durante un partido de tercera ronda.

En tanto, Guillermo Coria protagonizó un encuentro "caliente" con Hewitt en los cuartos de final de la Copa Davis 2005, disputada en Sydney, serie que favoreció a los argentinos.

El tenista santafesino y el local se gritaron cada punto que lograban y hasta se registraron algunos insultos entre ambos.

Sin embargo, uno de los primeros en mostrar su enojo con el australiano fue Guillermo Cañas en 2001.

En aquella oportunidad, cuando Hewitt era el número 1 del mundo, "Willy" lo apuntó como el jugador del circuito al que menos se "bancaba", en una entrevista concedida a la agencia Noticias Argentinas.

"A Hewitt no me lo banco", afirmó Cañas sin dudarlo, pero sin saber que esa no iba a ser la única respuesta negativa de un argentino que sembraría el australiano a lo largo de su carrera.

Dejá tu comentario