Muerte de Maradona: el médico Leopoldo Luque se presentó en tribunales, pero no pudo declarar

Deportes

El último médico de Diego Maradona se defendió ante la prensa luego de los allanamientos en su consultorio y domicilio.

Leopoldo Luque, el último médico personal de Diego Maradona, llegó pasadas las 9:10 a los tribunales de San Isidro para declarar espontáneamente ante los fiscales que investigan las circunstancias en las que se produjo la muerte del astro futbolístico. Sin embargo, no pudo hacerlo debido a que se le indicó que debe esperar a ser citado.

En declaraciones al canal televisivo de noticias C5N, Mara Carla Digiuni, abogada de Luque dijo: “El doctor no está imputado, en un futuro puede estarlo". "No pudimos ver el expediente entero”, contó sobre el intento de declaración de su defendido. “Luque no daba órdenes”, sentenció.

Leopoldo Luque fue notificado el domingo formalmente durante el allanamiento en su casa de Adrogué que era imputado en un proceso penal y se le leyeron los derechos y garantías contemplados en los artículos 60 y 162 del Código Procesal Penal (CPP) de la Provincia de Buenos Aires.

https://twitter.com/C5N/status/1333428267924250630

Por su parte, el último médico de Diego Maradona aseguró durante el fin de semana que "no hubo un error" de ninguno de los profesionales de la salud que trataron al exastro futbolístico, que él no se reprocha "nada" y que "se hizo lo mejor que se pudo" para asistirlo.

"No hubo un error médico de parte de nadie. Diego tuvo un evento fortuito. Fue un ataque cardíaco de un paciente que en las características de él, es lo más común del mundo que muera así", dijo a la prensa Luque, tras el allanamiento de los investigadores policiales y judiciales a su casa de la localidad de Adrogué.

"Lamentablemente es un hecho que podía pasar, antes o después. Se hacía todo lo posible para disminuir la chance pero no para bloquearlo", señaló entre lágrimas.

Y aseguró: "No me reprocho nada. Estoy orgulloso todo lo que se hizo por Diego. Se hizo lo mejor que se pudo".

Luque destacó que él "amaba" a Maradona, a quien consideraba su "paciente preferido" y se describió como "un fanático de Diego". "Era como un papá para mí", añadió el médico, quien dijo que él no tiene "nada que ocultar".

El neurocirujano aseguró que del allanamiento se secuestró la historia clínica de Maradona con "anotaciones" que él hizo y también "de los profesionales que participaron de la atención" del exfutbolista; además de dispositivos electrónicos, discos rígidos y los celulares.

Luque se mostró "sorprendido" de cómo se realizaron los allanamientos en su domicilio y en su oficina ya que el día que Maradona falleció "estaba la fiscalía trabajando" y él se puso "a disposición".

Dejá tu comentario