El Argentina Open tuvo un sábado negro con el retiro de Schwartzman y la derrota de Londero

Deportes

El ATP de Buenos Aires esperaba dos finalistas nacionales que rompieran con los 12 años sin un campeón local, pero el "Peque" debió retirarse por un desgarro en el aductor mayor. En tanto, el "Topo" perdió 4-6, 7-5 y 6-1 ante el noruego Ruud, que definirá el título ante el portugués Sousa.

En las últimas horas del viernes, el tenis nacional se ilusionaba con las victorias de Diego Schwartzman y Juan Ignacio Londero y la posibilidad de tener a dos compatriotas en la final, lo que garantizaba un campeón local en el Argentina Open después de 12 años. Sin embargo, el cierre del partido del “Peque” dejó más dudas que certezas y este sábado todo se diluyó. Ambos quedaron afuera, uno por lesión, el otro tras una derrota inimaginada.

Las primeras horas del sábado empezaron a confirmar lo que se temía: el número uno del país estaba desgarrado, aunque entonces los estudios arrojaron que era en los isquiotibiales de la pierna izquierda. En el equipo del porteño había, mientras, muchas caras largas y de preocupación.

Ya con el cambio de jornada se especuló con la posibilidad de que Schwartzman pudiera salir a jugar las semis del ATP de Buenos Aires ante el portugués Pedro Sousa, habida cuenta que el europeo también estaba tocado luego de vencer al brasileño Thiago Monteiro. “Estuve dos horas para ver si podía, pero no era posible”, comentó el tenista ante la prensa.

Schwartzman no podrá disputar las semifinales del #ArgOpen2020 .El tenista argentino tiene un desgarro en el aductor izquierdo..De este modo Pedro Sousa avanza por walk over a la final del torneo..¡Fuerza, @dieschwartzman! ¡Te queremos ver pronto dentro de la cancha! .@sergio.llamera

Los estudios realizados durante la mañana sabatina arrojaron que el desgarro era menor que el indicado en la primera ecografía, pero ya no en los isquiotibiales, sino en el aductor mayor, un músculo importante para el tenis. A pesar de esto, no se informó el tamaño de la lesión, pese a diversas consultas -sin respuestas- que hizo Ámbito tanto a los médicos del torneo como al entorno del jugador.

“Voy a estar de dos a tres semanas sin jugar. El médico me dijo que no arriesgue en la semi, porque podría llegar a estar un mes afuera. Seguramente vuelva para la gira de cemento”, advirtió el número 14 del mundo. Así, se perderá el ATP 500 de Río de Janeiro, el 250 de Santiago de Chile y la clasificación de la Copa Davis, y podría regresar para los M1000 de Indian Wells y Miami.

Desde que terminó el alocado partido con Pablo Cuevas, “Peque” quedó con su pierna izquierda seriamente sensibilizada. Ni bien salió del Court Central Guillermo Vilas, al último finalista del Argentina Open le costaba sostenerse en pie y acomodarse.

ATP Tour en Español on Twitter

“El aductor mayor es el que estabiliza la cadera, fémur, la pelvis en general. Si hay un desgarro ahí, no se puede estirar la pierna porque causa muchísimo dolor”, le explicó a este medio el doctor Roberto Peidro (MN 43697), director del Instituto de Ciencias del Deporte de la Universidad Favaloro.

Según el reconocido médico deportólogo, el músculo que se lesionó Schwartzman es el que se encarga de “regresar la cadera para adentro. Si la pierna va para afuera, con el desgarro no puede volver”. “Es un músculo muy importante para cualquier deporte, es el que permite los movimientos de la pelvis”, concluyó.

De esta forma, el reciente subcampeón de Córdoba no podrá defender la final conseguida el año pasado. Es el primer walkover en la carrera del porteño, que ahora deberá parar de manera forzada después de dos semanas intensas, con partidos extra largos y jornadas que se extinguieron muy entrada la madrugada. Su resistencia física le dijo basta.

Estuve dos horas probando si podía jugar, pero fue imposible. El médico me dijo que no arriesgue porque podía quedarme un mes afuera" (Diego Schwartzman)

Sousa se metió en la final de la cita de Buenos Aires después de haber ingresado como perdedor afortunado de la clasificación y ahora sin jugar ante el número 1 del certamen. Parecía que el “Topo” Londero iba a hacer historia pura en la Catedral, pero las emociones le jugaron en contra y el noruego Casper Ruud definirá el título luego de ganar por 4-6, 7-5 y 6-1.

El cordobés había arrancado en una posición ideal, con quiebre a su favor, dominando al joven europeo. Sacó ventaja rápido y capitalizó sin perder tiempo el primer set a su favor. Parecía irse derecho a la final. Sin embargo, el segundo parcial se transformó en un caos.

Hasta ese momento, Londero tuvo el control absoluto del partido. Hasta contó con la posibilidad de quedar doble quiebre arriba. Pero cerrar los encuentros es una materia aparte en el tenis, y lo mental debe ser tan fuerte como la técnica y el físico.

Argentina Open on Twitter

El de Jesús María, todavía 69 del mundo aunque escalará casi hasta el 60, se puso al saque para redondear otra actuación memorable. Estaba a cuatro puntos de la final en Buenos Aires, un torneo emblemático, tal vez el más importante de la gira sudamericana por historia y tradición. Los nervios hicieron lo suyo, arriesgó de más (infrecuente durante esta semana) y terminó cediéndole el servicio a Ruud. Y allí se acabó el duelo.

Del 3-5 del segundo al 3-1 del tercero, el 8° preclasificado ganó siete games consecutivos, nivelando el choque tras imponerse en el segundo capítulo. Antes del set definitivo, ya con Londero acalambrado y gestos contundentes de no encontrar la forma de revertir la historia, dos personas se desmayaron en las tribunas por el sofocante calor. Ambos jugadores ayudaron arrojando botellas de agua helada al público.

“Topo” nunca pudo volver a ser el del inicio. Si los calambres fueron una consecuencia emocional, física o por el clima, ya es historia. Él mismo le dijo a su entrenador durante el partido y con gestos que no era un tema mental sino de las piernas. Varias veces se masajeó los muslos, buscando aflojarlos.

Es la primera vez que el cordobés pierde en semis, ya que había ganado en Córdoba (fue campeón) y Bastad en 2019. El Argentina Open sigue sin tener un campeón nacional, y habrá que esperar a 2021, cuando se cumplan 13 años. Hasta ahora esta edición tuvo momentos de tensión, nervios, alegrías y muchas bajas, y sólo le falta el último peldaño: el vencedor, que volverá a ser europeo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario