El argentino por el que apuesta el Palermo para sortear la crisis italiana

Deportes

El fútbol italiano se encuentra en un momento delicado debido a la crisis económica que azota a Europa. Los clubes se encuentran muy endeudados, sin capital para reforzarse en cantidad y calidad, a lo que se le suma que ya no es una plaza tan atractiva desde el punto monetario para los jugadores, que se inclinan por Inglaterra, España, Francia o nuevos mercados como China y Rusia

Ante este marco, el Palermo recurrió a un argentino para sortear este momento y dar un salto de calidad en el calcio: se trata de Patricio Teubal, quien es el flamante director general del conjunto siciliano, que dialogó con ámbito.com sobre este nuevo desafío, las dificultades para sortear la crisis que afecta a Europa y las diferencias con el modelo argentino. 

Teubal se fue de la Argentina en 2001 escapándole al corralito y estuvo 10 años encargado del media center del grupo económico del exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi. Allí desarrolló el sector internacional vendiendo derechos de televisión y creó un canal para los italianos que viven en el extranjero. En este emprendimiento, forjó sus primeros contactos con el mundo del deporte, contratando diferentes eventos para la nueva señal. 

"Acá las instituciones se dividen en dos áreas: deportiva y societaria. La primera es la que maneja todo lo que tiene que ver con el fútbol desde inferiores hasta primera división. La segunda, que es la mía, se encarga del marketing, las ventas, los recursos humanos, los servicios generales... de todo un poco", aseguró Teubal, quien agregó: "Mi objetivo es desarrollar el sector internacional, la marca. Hacer todo lo posible para que la institución suba un escalón más alto de lo que era hasta ese momento"

Este nuevo desafió le llega al joven gerente de 40 años en un momento muy complicado para el fútbol italiano, tapado de deudas y en desventaja con otros mercados europeos. "La crisis es bastante evidente, golpea a todos y el fútbol no es la excepción. Hasta hace 15 años esta plaza era la mejor del mundo. La mayoría de los grandes jugadores estaban acá. Hoy eso no pasa. Ahora los futbolistas con más renombre eligen a Inglaterra y España, a lo que se suma Francia que se está despertando", aseguró. 

Según Teubal, este vacío se produce porque los inversores eligen clubes de otros mercados y no el italiano: "Acá la única 'apuesta' extranjera que tuvo cierta importancia fue la el grupo americano que compró a la Roma el año pasado. El resto apuestan por Inglaterra, España, Francia y en algunos casos Alemania, aunque ellos no las necesitan ya que tienen un sistema en líneas generales exitoso. Eso de alguna manera golpea el campeonato italiano". A todo esto, se le agregan algunas plazas nuevas como Rusia (Samuel Eto'o), China (Didier Drogba) o Estados Unidos (Thierry Henry) que con su gran chequera seducen a los futbolista para que pongan lo económico por sobre lo deportivo. 

Teniendo en cuenta este contexto, los clubes italianos optan por realizar una gran venta, resguardar el capital que ingresa y utilizarlo para retener la base de los planteles. "Antes uno apuntaba a enriquecer a los planteles y ahora el primer target es manetener lo que tenés. Si después podes incorporar a alguien, obviamente mejor", aseguró Teubal, quien agregó que para reforzarse se utilizan todas las herramientas posibles: "Se buscan jugadores libres, se recurre a los préstamos y se apuesta un poco más a comprar jugadores sudamericanos. Sin embargo, el fenómeno de comprar ya no lo están haciendo ni siquiera los equipos grandes". 

Consultado sobre el modelo del fútbol argentino, Teubal prefirió no responder ya que no conoce al detalle los diferentes casos. Sin embargo, considera que su función es aplicable en nuestro país, aunque abría que ajustar algunas cuestiones acerca del "governance". "Acá (en Italia) son todas empresas privadas, entonces los empresarios manejan sus clubes como cualquier persona manejaría su sociedad anónima. En cambio, allá es diferente ya que se trata de asociaciones civiles con cambio de mando cada cuatro años, elecciones, etc. Hacer planes a largo plazo y tomar decisiones pensando en futuro es distinto porque en general los dirigentes tienen otros trabajos y no pueden tener una dedicación full time como la mía en el Palermo. Cuando los puesto de 'top maneger' sean de tiempo completo en Argentina, entonces alguien podrá desarrollar mi función allá".

Dejá tu comentario