2 de junio 2013 - 21:45

El Maracaná se reinauguró con un gran partido

Inglaterra y Brasil reinauguraron el estadio Maracaná.
Inglaterra y Brasil reinauguraron el estadio Maracaná.
El nuevo estadio Maracaná se estrenó, tras dos años y medio de reformas, sin problemas con el amistoso entre Brasil e Inglaterra, considerado por la organización como un evento de prueba para la Copa Confederaciones, a pesar de que están pendientes algunas obras dentro y fuera del recinto.

No se registraron incidentes en este amistoso, al que asistieron cerca de 66.000 espectadores, según informó en conferencia de prensa el director general del Comité Organizador Local (COL) del Mundial de 2014, Ricardo Trade.

"Todo funcionó bien, fuera y dentro del estadio. Fue el mejor test de todos", comentó Trade, en relación a las dudas que surgieron por la seguridad de los aficionados debido a las obras pendientes en los alrededores del recinto.

Un tribunal de Río de Janeiro ordenó el jueves pasado la suspensión del amistoso por estas obras, pero la orden fue revocada por una instancia superior el mismo día.

Los obreros trabajaron hasta la madrugada del domingo para adecentar los accesos del estadio y cubrir con tierra y grava las zanjas que estaban abiertas hasta la víspera.

Con 76.000 localidades, el Maracaná es el estadio de mayor capacidad del Mundial de 2014, cuando recibirá la final, al igual que en la Copa Confederaciones.

En cuanto a lo futbolístico, Brasil e Inglaterra igualaron 2 a 2 en un electrizante partido amistoso.

Fred abrió el marcador para Brasil a los 57 y Alex Oxlade Chamberlain empató 10 minutos después. Wayne Rooney marcó el 2-1 parcial para los europeos a los 78 y Paulinho igualó a los 81 para el pentacampeón mundial.

"Me pareció el juego muy bueno, no estoy triste, por el contrario estoy satisfecho y fue un buen resultado", opinó el técnico brasileño Felipe Scolari en conferencia de prensa.

"Fue un largo viaje, no contamos con varios jugadores, estamos en el final de la temporada y tuvimos que jugar con calor (...) Cuando vas a Brasil no puedes esperar ganar todo el tiempo", como en 1984, en el anterior Brasil-Inglaterra en el Maracaná, indicó el entrenador inglés, Roy Hodgson, que consideró "justo" el empate.

Brasil mostró dos caras en el partido: en el primer tiempo dominó, en el segundo resistió.

Aunque terminó sin goles, la selección pentacampeona del mundo mostró en la primera mitad cara de equipo ganador, buen posicionado en la cancha, con iniciativa, creativo y dominando el trámite.

En el segundo período, Scolari "arriesgó" y cambió al equipo para "hacer tests en jugadores" para conseguir "equilibrio en el mediocampo".

Con la salida de Oscar, se acabó la creatividad del equipo y el 'jogo bonito' que venía mostrando hasta entonces. Aunque fue en este período cuando llegaron los goles, con Inglaterra más abierta.

Desde que retomó la selección, en sustitución de Mano Menezes, 'Felipao' suma ahora una victoria, cuatro empates y una derrota.

En 25 partidos entre brasileños e ingleses, Brasil sigue con 11 victorias, 10 empates y 4 derrotas, una de ellas en el último partido que habían jugado, en el también legendario Wembley de Londres, los ingleses vencieron por 2-1.

Antes de la Confederaciones, la selección que dirige Scolari enfrentará a Francia el próximo domingo en el Arena Gremio de Porto Alegre (sur de Brasil).

El mítico estadio abrió este domingo sus puertas al público por primera vez tras dos años y medio de una profunda reforma que costó casi 600 millones de dólares, el doble de lo presupuestado inicialmente.

El partido había sido suspendido fugazmente el jueves luego que una jueza pusiera en duda las condiciones de seguridad del estadio, sede de la final de la Copa FIFA Confederaciones y del Mundial 2014.

Paneles aislando zonas en obra, telas cubriendo cables, trozos de grama sin plantar y arena tapando huecos en las calles: así recibía el Brasil-Inglaterra el legendario estadio, con buena parte de sus obras en sus alrededores sin terminar.

Cientos de obreros terminaron el sábado a las carreras las obras más urgentes para dejar apto y presentable el estadio para recibir a más de 75.000 espectadores.

Las obras del entorno del Maracaná están valoradas en 50 millones de dólares.

Varios hinchas no respetaron la numeración de las sillas, algo nuevo en Brasil, y personas con discapacidad expresaron problemas para acceder al estadio, según reportó la prensa.

Fred abrió el marcador en el pasaje que llevó empate, remontada y ventaja inglesa y terminó en empate.

El atacante de Fluminense estuvo apagado hasta que tocó el balón, sólo en el segundo tiempo, y anotó. Hernanes había rematado de lejos, la pelota pegó en el travesaño y en el rebote, el goleador la mandó al fondo del arco de Joe Hart, hasta entonces el mejor jugador del partido.

El empate llegó con Chamberlain 10 minutos después, con Lampard tocando fuerte para Wayne Rooney, que dominó mal, pero que el camiseta '16' supo aprovechar para batir a Julio Ceaar con un remate a ras desde fuera del área.

Los ingleses no contaban con el atacante Danny Welbeck, pero Rooney hizo el trabajo. Se adelantó en jugada de contraataque que terminó con un misil que rebotó en Fernando antes de morir en el ángulo, un golazo.

Con el Maracaná mudo, Paulinho volvió a levantar a los hinchas de sus asientos tras recibir un excelente centro de Lucas desde la derecha para rematar de volea al palo contrario.

Aunque recibió dos goles, la actuación del arquero Hart mereció aplausos, sobre todo en la primera mitad cuando mantuvo el cero en su arco, neutralizando los ataques locales en busca de goles.

El partido del domingo fue el primero del astro Neymar con la selección desde que fue fichado por el Barcelona, que lo presenta el lunes.

La 'seleçao' mostró una cara más renovada y lejos de la silbatina que se llevó en el 2-2 con Chile en Belo Horizonte, la 'torcida' de Río, siempre muy exigente, le regaló un aplauso a sus jugadores.

Dejá tu comentario

Te puede interesar