3 de agosto 2017 - 21:51

Estudiantes selló la clasificación con dos goles de Pavone

Estudiantes selló su clasificación y se metió entre los 16 mejores de la Copa Sudamericana.
Estudiantes selló su clasificación y se metió entre los 16 mejores de la Copa Sudamericana.
Estudiantes de La Plata pasó a los octavos de final de la Copa Sudamericana, al vencer como local a Nacional Potosí, de Bolivia, por 2 a 0.

Los goles del encuentro, desarrollado en el Estadio Ciudad de La Plata y arbitrado por el uruguayo Leodán González, fueron anotados por el delantero Mariano Pavone (46 minutos de la etapa inicial, de penal, y 26 del complemento, de cabeza).

El equipo conducido por el uruguayo Gustavo Matosas, que en el partido de ida se había impuesto por 1 a 0, se medirá en la próxima instancia contra Nacional de Paraguay, que dejó en el camino a Olimpia, del mismo país.

El choque de esta noche en La Plata representó la despedida del juvenil mediocampista Santiago Ascacíbar, una de las figuras surgidas en los últimos tiempos de las inferiores, que fue transferido a Zenit, de Rusia; y muy probablemente también del defensor Juan Foyth, pretendido por varios clubes europeos.

No fue bueno el primer tiempo porque abundaron las imprecisiones en un campo en muy mal estado. En ese marco, Estudiantes siempre estuvo más cerca de abrir el marcador: a los 14 tuvo un tiro libre dentro del área (el remate de Pavone se estrelló en la barrera) y a los 16 Sebastián Dubarbier, entrando solo por la izquierda, remató desviado tras una gran habilitación del veterano Rodrigo Braña.



Nacional Potosí se arrimó con peligro a los 23, con un centro desde la derecha de Aldo Paniagua que Cristian Alessandrini no llegó a conectar muy cerca de la línea de gol (después de un error en la salida de la última línea local); y el "Pincha" respondió con tres jugadas claras, la mejor de ellas un remate de Rodrigo Braña desde afuera del área que el arquero Jorge Ruth rechazó hacia un costado.

Cuando la etapa se iba en blanco, Paniagua le cometió un penal ingenuo a Dubarbier y Pavone, con un remate bajo y al medio, empezó a liquidar la historia.

Con la tranquilidad de la ventaja conseguida segundos antes del descanso, Estudiantes terminó de dominar el encuentro sobre un equipo boliviano casi resignado, que apenas generó una chance tibia en el complemento: un remate desde lejos de Juan Galvis que contuvo sin problemas Andújar.

Los dirigidos por Matosas tampoco desplegaron una ambición excesiva, pero aun así tuvo opciones y una le sirvió para ampliar la diferencia, a los 26, con otro tanto del veterano Pavone, de cabeza, tras un corner de Dubarbier que "peinó" Jonatan Schunke.

Dejá tu comentario