Fue despedida con una victoria y dudas

Deportes

La Selección se despidió hasta la Copa América con una victoria que pudo ser amplia, pero se deslució por la lamentable actuación del arquero Roberto Abbondanzieri, quien tuvo responsabilidad en los tres goles argelinos.

La Selección jugó un flojo primer tiempo, pero mejoró mucho en el segundo con una convincente actuación de Lionel Messi, que fue desequilibrante desde el mediocampo hacia arriba.

Argelia fue un rival con muchos problemas defensivos, pero con mucho amor propio y que siempre intentó atacar.

Argentina ganaba desde el primer minuto por un penal (que no fue infracción) ante Diego Milito, que Tevez se encargó de convertir, pero terminó perdiendo por dos errores del arquero.

El primero, ante un tiro de esquina de Belhadj que Anthar Yahía peinó anticipando a Gabriel Milito ante la pasividad de Abbondanzieri, que no reaccionó; y el segundo, en un tiro libre en forma de centro del zurdo Belhadj que superó a los defensores y se metió insólitamente al costado de un estático Abbondanzieri.

Basile hizo ingresar a Mascherano y a Lucho González por Gago y Burdisso, y le cambió el ritmo a un equipo que salió decidido a atacar. Messi se «puso el equipo al hombro» y desde su gran habilidad en velocidad, Argentina mostró una superioridad muy amplia ante Argelia. El empate fue tras un penal que le cometieron a Messi y que éste convirtió con gran eficiencia y el 3 a 2 llegó por un cabezazo de Cambiasso tras un desborde de Javier Zanetti por derecha.

Después vino el gol de la tarde hecho por Lionel Messi luego de dos paredes con Crespo y Aimar. Parecía que la Selección podía convertir algunos goles más.

Sin embargo, Abbondanzierise volvió a equivocar en otro tiro libre de Belhadj (esta vez, de 30 metros) y la pelota se metió por el medio del arco ante una defensa que miraba azorada.

Argelia buscó el empate, pero demostró su falta de nivel, mientras que Argentina no marcó más tantos por intentar el «gol lindo».

Estas pruebas le sirvieron a Basile para ver a Lionel Messi en acción como enganche (aunque tienda a tirarse mucho por derecha) y ver que Tevez está intacto. Le deben haber quedado dudas sobre el volante central entre Gago y Mascherano. También habrá podido sacar conclusiones y descartar a algunos jugadores con vistas a la Copa América, donde los mezclará con los del fútbol local.

Dejá tu comentario