Harto de esperar, De Felippe dejó de ser el técnico de Independiente

Deportes

El entrenador Omar De Felippe renunció este miércoles a su cargo en Independiente a poco más de dos semanas del inicio del torneo de Transición, y el jueves se despedirá del plantel, al tiempo que trascendió que Gabriel Milito está a un paso de sucederlo.

Según se supo, De Felippe decidió dar un paso al costado por no ponerse de acuerdo con la nueva dirigencia encabezada por Hugo Moyano en el rubro de incorporaciones, mientras que además se habría cansado de que se dilatara la firma de su vínculo con la entidad.

Si bien el técnico tenía contrato y pretendía extenderlo, las negociaciones se demoraron por las elecciones en el club y recién se retomaron hace dos semanas, con la asunción de Moyano como nuevo presidente.

En tanto, De Felippe dirigirá este jueves al equipo en un amistoso frente a Vélez en la Villa Olímpica del "Fortín", ubicada en Parque Leloir, y luego dejará el cargo.

Más tarde, su representante Sergio Grecco indicó: "Omar le manifestó a la dirigencia la noticia. El tema deportivo era algo que tenía que resolver él con la gente del club. Es una cuestión de política deportiva nada más".

"Omar no quiere hacerle mal a Independiente, él considera que ya no iba a ser productivo", añadió en diálogo con el programa Un Buen Momento que se emite por La Red, a la vez que aclaró que "con el tema del contrato nos pusimos de acuerdo y no hubo ningún problema. Me han atendido bárbaro y estamos súper agradecidos porque si no hubiese sido por Moyano, Omar no hubiera llegado hasta acá. Esto es sólo una cuestión deportiva".

Finalmente dijo: "Estamos todos amargados, esa es la realidad. Yo fui el primero que insistió para que Omar siguiera, pero llegó un momento en que me tuve que frenar y no insistirle más porque él estaba mal. Ahora creo que estará más tranquilo, pese a que la amargura la tenemos".

Gabriel Milito, principal candidato a sumir la dirección técnica, dio un paso importante en la noche del miércoles para suceder a De Felippe, tras una reunión calificada de "auspiciosa" por la cúpula dirigencial del club de Avellaneda, y el jueves al mediodía ofrecerá una respuesta definitiva al respecto.

Milito se reunió cuando caía la noche con Moyano, su hijo Pablo, que está a cargo del departamento de fútbol, el secretario general Héctor Maldonado y el primer vocal titular Cristian Ritondo.

"La reunión fue muy auspiciosa", le anticipó Maldonado a Télam, mientras el vicepresidente primero, Noray Nakis, que no participó del encuentro, advirtió que está "todo bien encaminado".

La respuesta llegará sobre el mediodía del jueves y, de ser positiva, según trascendió de la reunión mencionada, el exdefensor del club efectivizará los pedidos de refuerzos, que apuntan a un arquero, un marcador central, un volante derecho, un centrodelantero, y que permanezca en el club el joven atacante Leonardo Butter.

Este futbolista debutó contra Lanús en 2012 con Américo Gallego de entrenador y ese mismo día se rompió los ligamentos cruzados, por lo que ahora, ya recuperado, pasó a préstamo a Douglas Haig, donde firmó el respectivo contrato e incluso ya se encuentra en Pergamino. Por eso este deseo de Milito, que lo conoce del selectivo del club, no podrá cumplirse.

Además, el exdefensor de Barcelona, de España, solicitó las renovaciones contractuales de Daniel Montenegro y Federico Insúa, y sugirió hacer un intento por un excompañero suyo en el "Rojo" que supo lucir con la camiseta de Real Madrid, el "Cuchu" Esteban Cambiasso.

Dos nombres más circularon para hacerse cargo del banco de Independiente. Uno es el de Jorge Burruchaga, exfutbolista del club, y el otro es Juan Antonio Pizzi, alejado recientemente del Valencia, aunque todo hace indicar que el último idolo de la entidad de Avellaneda debutará como DT.

Dejá tu comentario