Huracán, otra vez en Primera

Deportes

Fueron cuatro años de frustraciones. De finales con resultado adverso y promociones perdidas, pero al fin se consiguió el objetivo. Huracán volvió a Primera y sin dejar dudas. Le ganó a Godoy Cruz en Parque de los Patricios y en Mendoza demostrando buen fútbol y mucho poder ofensivo.

El gran mérito del equipo que dirigió Antonio Mohamed fue el jugar de igual a igual los dos partidos. Siempre atacó y cuando replegó sus líneas fue por mérito del rival y no por decisión táctica.

Godoy Cruz, como era lógico ya que había perdido 2 a 0 el partido de ida, salió de entrada a buscar el gol. Tuvo dos situaciones en el primer minuto, pero después Huracán empezó a controlar la pelota en la mitad de la cancha y en su primer ataque se puso en ventaja, con una buena aparición de Sánchez Prette por derecha.

Eso puso nervioso a Godoy Cruz, que al adelantar sus líneas dio grandes ventajas defensivas que fueron aprovechadas por Huracán para acercarse con peligro al área de Torrico. Tuvieron situaciones de gol los dos, pero fue Huracán con la habilidad de Mauro Milano el que marcó el 2 a 0, que a esa altura parecía inalcanzable.

Sin embargo, Huracán tuvo un minuto fatal y el colombiano Martín Arzuaga (que arrancó el partido en el banco de suplentes) empató. Primero con un cabezazo y después con un fulminante contraataque.

Mohamed puso a Vigna y a Gordillo y cambió su táctica 3-2-2-3 por un clásico 4-4-2 para tratar de defenderse ante un equipo mendocino que se excedió en largos pelotazos frontales.

En el peor momento de Huracán, Raúl Gordillo ejecutó con maestría un tiro libre y le dio a Huracán la tranquilidad que necesitaba. Justamente Gordillo, que los dos últimos años ascendió con Tiro Federal y Belgrano.

Después toda la emoción. El sincero llanto de Antonio Mohamed acordándose de su padre y de su hijo fallecidos y la alegría de los jugadores y simpatizantes (llevó 5 mil a Mendoza) de un equipo tradicional que vuelve a su ámbito natural: la Primera División.

Dejá tu comentario