Independiente ganó, goleó y gustó

Deportes

Después de una extensa mala racha, Independiente pudo ganar al imponerse claramente a Newell´s por 4 a 0, en un encuentro disputado en Avellaneda por la quinta fecha del torneo Clausura de fútbol.

En la etapa inicial el local salió decidido a revertir su mal presente y sacó ventaja rápidamente gracias a los goles de Nicolás Cabrera, quien marcó a los 3 y 11 minutos, y al de Andrés Silvera, sobre los 25.

A diez minutos del final, en el segundo período, el colombiano Jairo Castillo redondeó la goleada, que le dio un poco de aire al entrenador de su equipo, Antonio Mohamed.

Gracias a esta victoria, Independiente cortó una serie negativa de 13 partidos y además sumó tres puntos fundamentales en la tabla de los promedios.

El encuentro se definió rápido, ya que antes de la media hora de juego el conjunto local había anotado en cada una de sus llegadas a fondo.

Con esa asombrosa efectividad Independiente pudo controlar el resto del juego, ante un rival desorientado e inocuo, que solamente tiraba pelotazos como único recurso ofensivo.

Un rebote que dio el arquero Sebastián Peratta le quedó a Cabrera, quien abrió el camino del triunfo, y poco después el mismo mediocampista estiró la diferencia con un tiro rasante.

Otra aparición de Cabrera, esta vez por derecha, dejó a Silvera solo en el borde del área chica y el goleador no perdonó para marcar el tercer gol.

Apenas un remate de Ignacio Fideleff, que salió por encima del horizontal, fue lo único rescatable de Newell´s en la primera parte, aunque no cambiaría mucho en la segunda.

La holgada ventaja le dio tranquilidad al equipo rojo, que hizo circular la pelota y atacó con criterio, aprovechando las grietas en la defensa de Newell´s.

Los rosarinos, por su parte, intentaron acortar la distancia pero Claudio Bieler estuvo muy solo y Mauricio Sperduti no gravitó.

Cuando la gente del local ya festejaban por anticipado, llegó el cuarto gol: el recién ingresado Castillo tiró de emboquillada ante la salida de Peratta y Fabricio Fuentes terminó de empujar la pelota dentro del arco.

Dejá tu comentario