La Carrera Sucia, una alternativa diferente

Deportes

El running es una actividad creciente entre los argentinos y cada vez hay más ofertas para quienes quieran desarrollar este deporte. Todos los fines de semana hay carreras de 5, 8 o 10 kilómetros y esporádicamente nos encontramos con una media maratón. La Carrera Sucia plantea una experiencia diferente, ofreciendo una competencia llena de obstáculos, diversión y adrenalina para quienes tienen un espíritu más aventurero. 

Siendo más descontracturada que el resto de las carreras desde el vamos, el recorrido de 5 kilómetros desafía al corredor a superar obstáculos como neumáticos, pasamanos, trapadoras, sectores donde el lodo llega hasta el pecho y hasta un lago para atravesar a pura brazada. Todos estos condimentos le exigen al competidor un mayor esfuerzo físico y mental que el de la típica carrera sobre asfalto, haciendo más interesante la experiencia entre la largada y la llegada. 

Otro punto a destacar es la cantidad de corredores que hay por tanda. Al ser los cupos limitados y partir nuevos grupos cada una hora, permite que la competencia se pueda desarrollar con fluidez, sin tener que esperar para realizar cada uno de los obstáculos. Esto la hace muy dinámica y llevadera. 

El clima festivo en general también es algo atractivo, especialmente para quien busca una actividad recreativa para realizar en familia. Si bien es una competencia con una alta exigencia física para quien busca realizar un buen tiempo, también es perfecta para los que sólo quieren divertirse y pasar un buen rato bien acompañado, siendo ideal para niños, adolecentes o adultos que lo único que buscan es una buena carcajada. 

La Carrera Sucia llegó para ofrecer una alternativa diferente en un mercado creciente. En el predio San Sebastián, de Pilar, los amantes del running pueden tomarse un recreo de la habitual competencia y permitirse disfrutar de un nuevo concepto en carreras.

Dejá tu comentario