2 de junio 2015 - 23:46

"La vida de mi viejo pende de un hilo"

Don Diego y el Diez. El exjugador ya está en Buenos Aires.
Don Diego y el "Diez". El exjugador ya está en Buenos Aires.
Visiblemente cansado y triste, Diego Maradona habló con los medios a la salida del Sanatorio Los Arcos, donde su padre se encuentra internado en terapia intensiva con "pronóstico reservado" a raíz de un grave cuadro pulmonar y cardíaco.

El exDT de la Selección viajó de urgencia desde Dubai para estar junto a su padre en la clínica del barrio porteño de Palermo: "Les pido a todos los argentinos que recen por mi viejo", sostuvo al salir del sanatorio.

"Tengo mucha confianza en Dios, tengo mucha confianza en (el Papa) Francisco y sé que con la ayuda de Dios y de Francisco mi viejo va a salir adelante", expresó Maradona en un breve contacto con la prensa.

"Les pido a todos los argentinos que recen por mi viejo, el que me quiere y el que no me quiere que rece igual, porque está la vida de mi viejo pendiendo de un hijo", agregó el exfutbolista, que viajó de urgencia a la Argentina, acompañado por su pareja, Rocío Oliva.

Finalmente reconoció que lo alivia poder haberlo visto y reconoció que: "No puede hablar pero le pude besar las manos y la frente y eso me deja tranquilo".

Don Diego, de 87 años, sufrió en las últimas horas una descompensación, debió ser atendido de urgencia y permanecía internado en terapia intensiva con un coma inducido.

Un parte médico de la clínica informó que "el paciente se encuentra internado en la Unidad de Terapia Intensiva asistido desde esta mañana (por este martes) con un respirador artificial ante una evolución desfavorable de su condición pulmonar y cardíaca, bajo efecto de medicación sedante".

"Su estado es grave y su pronóstico reservado", precisó el comunicado emitido por el centro asistencial sobre la salud del padre del exfutbolista.

Este lunes, el papá de Maradona había ingresado de urgencia al sanatorio ubicado en Palermo, en lo que significó la tercera internación de Don Diego en los últimos 12 meses.

Las hijas del ídolo Giannina y Dalma estuvieron este martes por la tarde en el sanatorio junto con su madre Claudia Villafañe y los hermanos de Maradona, para seguir la evolución de la salud de Don Diego.

En las redes sociales se multiplicaron los mensajes de apoyo hacia Don Diego.

La hija menor del Diez, Gianinna, escribió en su cuenta de Twitter: "Gracias a todos por sus hermosos mensajes para mi abuelo, lograron estabilizarlo gracias a dios! Sigamos rezando!"

En tanto, Verónica Ojeda, mamá de Diego Fernando, en su cuenta de Twitter se sumó a los mensajes de apoyo al padre de Maradona al escribir la frase "Abuelito te amo", acompañada de una foto donde se lo ve a Don Diego con su nieto alzado en sus brazos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar