Lorenzo no se da por vencido y acecha a Rossi

Deportes

El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) reabrió en Estoril con una victoria en el Gran Premio de Portugal el Campeonato del Mundo de MotoGP a falta de tres carreras para el final de la temporada.

Su rival en la lucha por el título y compañero de equipo, el italiano Valentino Rossi, fue cuarto y ni siquiera pudo subir al podio, algo inusual. Lorenzo dejó en dieciocho puntos la diferencia de treinta con la que Rossi aterrizó en Lisboa el pasado jueves y, aunque el transalpino sigue siendo el favorito, su cara tras la carrera reflejaba una profunda preocupación porque ha pasado de tener al alcance de la mano su noveno título a tener serias dudas sobre su consecución. El fallo que se podía permitir, ya lo consumió.

El español realizó una carrera perfecta saliendo desde la primera marca de la parrilla de salida y tras dominar las tres tandas de entrenamientos, mientras que el italiano no podía seguir su ritmo con problemas de tracción y puesta a punto en su moto.

El piloto de Palma de Mallorca ya pasó primero en la vuelta inicial tras hacer un extraordinario adelantamiento a su compatriota Dani Pedrosa (Honda), el más rápido en la salida, y no abandonó la primera plaza en las 28 vueltas que duró la carrera.

Pedrosa fue tercero por detrás del australiano Casey Stoner (Ducati), quien demostró que todavía le queda una larga carrera. Ha estado dos meses y tres carreras sin competir, desde finales de julio en el Gran Premio de Gran Bretaña por problemas físicos, y con su segundo puesto pudo disipar las dudas sobre su futuro.

Con su cuarta victoria de esta temporada, Lorenzo suma ya 232 puntos por los 250 de Rossi y 75 en juego en tres grandes premios para finalizar la temporada: Australia, dentro de quince días, Malasia y la Comunidad Valenciana.

Pedrosa mantiene la tercera posición en el Mundial con 173 puntos, tres por delante de Stoner, que había perdido esa plaza durante su ausencia.

El otro español de MotoGP, Toni Elías (Honda), vencedor en Portugal 2006 en una extraordinaria carrera, volvió a remontar desde la duodécima plaza hasta la sexta. En 250 c.c., el español Álvaro Bautista (Aprilia) sufrió el gripaje de su máquina que le llevó al suelo cuando era cuarto y vio cómo este incidente lo aleja del Mundial, en el que el japonés Hiroshi Aoyama (Honda), cuarto en la carrera, le aventaja en 26 puntos.

El vencedor en Estoril, el italiano Marco Simoncelli (Gilera), se ha situado tercero a tan sólo dos puntos de Bautista. Otro español, Héctor Barberá (Aprilia), entró con el mismo tiempo que el francés Mike di Meglio (Aprilia), pero el hecho de que la vuelta más rápida del galo fuera mejor que la del español dio la segunda plaza a Di Meglio.

En 125 c.c., el español Julián Simón (Aprilia) se precipitó y dejó pasar con una caída absurda su primera oportunidad de proclamarse campeón del mundo. Tras subir en su moto sólo pudo ser duodécimo. Su compatriota Pol Espargaró (Derbi) sumó su segunda victoria en un gran premio al imponerse al alemán Sandro Cortese (Aprilia), segundo, y al británico Bradley Smith (Aprilia), tercero y rival de Simón en la lucha por el campeonato.
En cualquier caso, el líder de la cilindrada pequeña tiene 50,5 puntos de ventaja sobre el inglés y en Australia le valdría con quedar por delante de él y de su otro rival, Nico Terol (Aprilia), que también se fue al suelo durante la carrera.

Dejá tu comentario