Los Pumas se quedaron sin el sueño de la final en el Mundial

Deportes

La selección argentina de rugby, Los Pumas, que jugó con garra y coraje a lo largo de todo el torneo, cayó hoy por 37-13 ante una fuerte y veloz Sudáfrica, en el Stade de France de Saint Denis, por las semifinales del Mundial 2007.

Los africanos enfrentarán a Inglaterra el sábado en la final, mientras que los rioplatenses se las verán otra vez con los anfitriones franceses un día antes en el mismo escenario (Stade de France), por el tercer escalón del podio.

Argentina sigue sin poder ganarle a Sudáfrica, que hasta ahora se impuso en los doce encuentros oficiales jugados por ambas selecciones. El tipo de juego de la última, con mucha fuerza y velocidad, no le resulta cómodo a la primera, y sólo la entrega y vergüenza deportiva de sus jugadores impidieron un marcador más abultado.

En un partido muy friccionado, con mucho tackleo, los Pumas comenzaron presionando, mientras que los Springboks resistían con fuerza y buscaban el contragolpe para aprovechar la velocidad de sus jugadores.

En el minuto 7, el medio scrum Fourie de Preez (Blue Bulls) interceptó un pase del centro Felipe Contepomi (Leinster) cuando Argentina atacaba más y corrió más de tres cuartos de la cancha hasta el in-goal rival sin que los defensas pudieran interceptarlo, anotando el primer try del partido que, con la trsnsformación, puso el marcador 7-0 a favor de los sudafricanos.

Al cuarto de hora, un penal pateado por Contepomi desde casi la mitad de la cancha acercó a los sudamericanos en el tanteador (7-3), pero Sudáfrica hizo lo propio y restableció la ventaja (10-3). Sobre la media hora de juego, la diestra de Contepomi volvió a descontar para Argentina (10-6).

En la primera parte, los albicelestes lo dejaron todo en la cancha, pero algunas imprecisiones en defensa, más la fuerza del pack de los rivales, también mucho más despiertos en la recuperación del balón, determinaron un nuevo try en el minuto 32 gracias a otra larga carrera, en la ocasión del wing de los Blue Bulls Bryan Habana, que prácticamente sentenció el duelo (17-6).

El octavo Danie Rossouw puso las cosas más difíciles en el minuto final del primer tiempo (24-6), aprovechando otro balón perdido por la a veces indecisa defensa argentina.

No obstante, los albicelestes volvieron del vestuario dispuestos a vender cara su piel, y en el minuto 45, tras gran insistencia en los 22 metros, Manuel Contepomi logro un try y su hermano Felipe la transformación: 24-13.

Sin embargo, dos penales ejecutados por el fullback Percy Montgomery pusieron a su equipo ya fuera del alcance de los sudamericanos (30-13). Habana en otra interminable carrera logró otro try (37-13) bajo los tres palos (minuto 76).

Habana, de esta forma, igualó el récord de ocho tries apoyados en una Copa del Mundo por el neozelandés Jonah Lomu, que lo había conseguido en la edición de 1999.

Para varios de los Pumas, éste posiblemente haya sido su último partido internacional luciendo la camiseta albiceleste. Tal podría ser el caso de Omar Hasán (36 años), Mario Ledesma (34), el capitán Agustín Pichot (33) y Gonzalo Longo (33). Mientras que Federico Todeschini tiene 32 años, Martín Scelzo 31, y los mellizos Manuel y Felipe Contepomi, así como Rodrigo Roncero, 30.

Los Springboks tendrán delante en la final al XV de la Rosa, defensor del título, al que arrollaron 36-0 en la segunda jornada del Grupo A.

Dejá tu comentario