18 de abril 2015 - 23:54

Nadal no fue rival para un Djokovic imparable

Novak Djokovic.
Novak Djokovic.
El serbio Novak Djokovic eliminó este sábado por 6-3 y 6-3 al español Rafael Nadal y se clasificó a la final del Masters 1000 de Montecarlo, donde buscará el domingo su cuarto título del año.

El número uno del mundo, que se medirá por la corona ante el checo Tomas Berdych, mostró un gran nivel tenístico y mental durante la hora y 37 minutos que duró el encuentro en el Principado y dio el primer paso hacia su gran objetivo de la temporada: destronar a Nadal, el rey del polvo de ladrillo, en Roland Garros.

El español, ocho veces campeón en Montecarlo, buscará en junio su décimo título en París, y Djokovic aparece como su más fiero rival después de un inicio de temporada arrollador.

El balcánico ganó el Abierto de Australia y encadenó recientemente los títulos de Indian Wells y Miami, llegando al inicio de la gira europea de arcilla como indiscutible favorito. El domingo se medirá a un Berdych que sólo ganó dos de los 20 enfrentamientos entre ambos.

Djokovic cedió este sábado su saque en el primer juego del partido y concedió más oportunidades de break a Nadal, pero el español no las aprovechó y terminó entregando su servicio y el primer set.

El exnúmero 1 del mundo, que jugó el viernes dos horas y 44 minutos en la semifinal ante su compatriota David Ferrer, inició el segundo capítulo con concentración, pero recibió un durísimo golpe en el séptimo juego, cuando perdió su saque después de un 40-0 a favor.

No desperdició la oportunidad Djokovic, que abrochó su decimoséptima victoria consecutiva (entre Copa Davis y circuito, en el año está 30-2) y acortó distancias con Nadal en su particular y ya legendaria rivalidad.

El duelo entre ambos es el más repetido en la historia del tenis y vivió su cuadragésimo tercer capítulo. A pesar de la derrota, el español domina la estadística por 23-20. Su último enfrentamiento había sido en 2014, en la final de Roland Garros.

El torneo parisino es el gran objetivo de ambos tenistas. Nadal aspira a su décimo título en la Philippe Chatrier, donde espera coronar su recuperación anímica y tenística después de un comienzo de temporada lleno de dudas. Y este sábado, pese a la derrota, se fue con buenas sensaciones.

Djokovic, que ha ganado los tres torneos más importantes de 2015, pretende destronar a Nadal y levantar por primera vez la Copa de los Mosqueteros. De esa forma, seguirá en carrera por el Grand Slam, ganar los cuatro grandes en un mismo año, algo que no ocurre desde 1969 cuando lo consiguió la leyenda australiano Rod Laver.

Para coronar su gran semana, Djokovic tiene un último escollo en Berdych, que en el primer turno venció por 6-1 y 6-4 al francés Gael Monfils.

El checo de 29 años apenas necesitó una hora y ocho minutos para superar a la "Pantera", que había dado la sorpresa en octavos al vencer al suizo Roger Federer, y llegará sin mucho desgaste a la final.

El domingo tendrá la oportunidad de romper dos rachas: vencer a Djokovic y ganar un torneo en 2015.

Dejá tu comentario

Te puede interesar