Nalbandian perdió en Australia

Deportes

El cordobés David Nalbandian no pudo resistir más en el Abierto de tenis de Australia y perdió hoy en octavos de final ante el alemán Tommy Haas por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-3.

Nalbandian, octavo favorito y semifinalista el año pasado, no pudo volver a remontar un desarrollo adverso como había hecho en las primera y tercera rondas.

Esta vez el físico y el potente servicio del alemán, duodécimo preclasificado, provocaron que el último argentino de los nueve que comenzaron en Australia tenga que hacer las valijas para regresar a casa.

Nabandian empezó quebrando el saque en los inicios del partido, pero Haas recuperó enseguida mostrando la igualdad de los primeros momentos.

En el séptimo juego volvió a ganar Nalbandian el servicio del alemán, pero en esta ocasión lo ratificó para llevarse el primer set.

Argentino y alemán ofrecían un partido para los paladares más exquisitos con el gran repertorio de Nalbandian y la potencia de la derecha y el revés a una mano de Haas.

En el segundo set el campeón del Masters de 2005, Nalbandian, comenzó también jugando mejor. Llegó a tener dos puntos de quiebre en el quinto juego con empate 2-2, pero Haas se defendió y los salvó. Luego, todo cambió: el alemán sí aprovechó los suyos para ponerse 5-3 y ratificar el set por 6-3.

La igualdad también llegaba al marcador general con un set para cada uno. Haas creció y quebró para 2-1 al inicio del tercer set. Y así siguió, su juego mejoró, aumentó los ganadores ante un Nalbandian más pasivo y se marchó hasta un 5-1 tras un segundo break.

Un ace cerró un set fugaz de 34 minutos para un Haas enorme que ganó por 6-2: un 75 por ciento de primer servicio, cinco aces y 18 ganadores.

Haas había subido un cambio, en especial con un servicio que era inabordable, y Nalbandian no lo podía seguir.

El argentino volvió a perder su servicio y empezó el cuarto con 2-0 abajo. Tocaba esperar al espíritu combativo de Nalbandian, pero esta vez su físico no le permitió dar vuelta al marcador como en primera y tercera ronda, cuando levantó dos y tres match points, respectivamente, y dos sets abajo en ambos.

Su lenguaje corporal bajo el sol de Melbourne y la raqueta al suelo no hacían pensar en un nuevo "milagro".

El alemán no permitió que Nalbandian se acercara a su servicio y cerró el partido con su primer match point. Con este resultado, Nalbandian ve peligrar su puesto en el "top ten".

Dejá tu comentario