1 de agosto 2017 - 23:27

No hubo milagro: Huracán debía golear, pero volvió a perder y se despidió de la Copa Sudamericana

Huracán no pudo con Libertad y se despidió de la Copa Sudamericana.
Huracán no pudo con Libertad y se despidió de la Copa Sudamericana.
Libertad se clasificó para los octavos de la Copa Sudamericana, donde se enfrentará con Independiente Santa Fe, tras eliminar con un contundente 2-0 a Huracán con tantos de Jorge Recalde y Santiago Salcedo.

La formación paraguaya había ganado en el partido de ida en territorio argentino por 1-5.

No fue hasta recién comenzada la segunda parte cuando Libertad sacó a relucir sus bazas más letales, primero con un tanto de jugada de Recalde y minutos después con un tiro de fuera del área de su goleador, Santiago Salcedo, recogiendo un balón que sacó mal el guardameta García.

Los goles fueron el reflejo de la superioridad de Libertad, que marcó los tiempos y se impuso por errores del rival y evitando el desgaste físico, mirando su compromiso en la liga local el fin de semana, contra Guaraní.

De hecho, el técnico Fernando Jubero se permitió retirar del campo a Salcedo después de su gol, si bien mantuvo a Recalde, el mejor de los locales.



Huracán puso todo de sí y no se amilanó desde el primer minuto de juego, obligado como estaba a ir por la hazaña ante el abultado resultado adverso de la ida.

Pese a dominar en la primera parte, los argentinos mostraron un fútbol desordenado, destacando la iniciativa de un correoso Christian Chimino, erigido en creador de juego, y algunos detalles de Ignacio Pussetto.

Dejá tu comentario