Nueva generación, nuevo oro: el básquet 3x3 masculino se subió a lo más alto del podio

Deportes

En un día inolvidable, el seleccionado argentino derrotó a Ucrania en semifinal y luego a Bélgica en el partido decisivo para darle la segunda medalla dorada de la historia a esta disciplina.



Argentina logró su décimo Oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 de la mano del seleccionado masculino de básquet 3x3 y tras vencer, primero a Ucrania en semifinales por 18-16, y luego a Bélgica en el duelo definitorio por 20-15, se coronó campeón en lo que fue una jornada de ensueño en el Parque Urbano de Puerto Madero.

Estos chicos, nacidos en el 2000, tenían tan sólo cuatro años cuando la Generación Dorada conseguía el máximo logro argentino en el Olimpismo al ganar la medalla dorada en Atenas 2004, pero el legado de aquel equipo inolvidable comenzó a dar sus frutos en la agobiante tarde porteña.

"Nosotros tenemos muy en claro que queremos una medalla", había dicho el día previo, luego del triunfo ante Georgia, Juan De La Fuente. Y eso demostraron en una semifinal que fue final. Ucrania, en ventaja durante todo el partido, lo tuvo contra las cuerdas a Argentina, que al darse cuenta de su falta de eficacia en el aro, decidió defender con ímpetu y valentía para incomodar a los tiradores europeos.

Fue así como el equipo que dirige Juan Gatti permitió estar siempre cerca en el marcador y fue en la segunda mitad del encuentro cuando Marco Giordano comenzó a avisar que este sería un día para toda la vida. El base de Regatas de Corrientes en la Liga Nacional se hizo cargo del último tiro, con el partido 18-17 para igualarlo y obligar al tiempo suplementario.

Allí, los nervios y el cansancio jugaron su partido y costó definirlo. Ambos equipos intentaban tirar de tres (que vale dos puntos), pero sin puntería. Fue ahí cuando la labor de Fausto Ruesga y Juan Hierrezuelo, en el combate por los rebotes ante los enormes Ihor Sherheiv (2,10 metros) y Vitalii Shorstkyi (1,94 metros), tomó una importancia relevante.

Cansados de no poder romper la paridad desde atrás de la línea, el conjunto nacional, acompañado por más de 2000 personas, decidió atacar al aro y sumar de a uno. Así fue como tomó ventaja por la penetración de De La Fuente, le pasó el nerviosismo a los ucranianos y terminó definiéndolo con un tiro de Giordano. La medalla estaba asegurada y sólo quedaba un paso hacia el sueño dorado.



Una hora más tarde, empezaría la gran final, el partido por el Oro. El rival era un peligroso equipo como Bélgica, con buen tiro y jugadores altos para los rebotes.

Pero Argentina no falló y se impuso de principio a fin, con Giordano como estandarte. Otra vez el base fue fundamental, esta vez para anotar de larga distancia y sumar 11 de los 20 puntos que le dieron el segundo oro olímpico del básquet masculino luego de aquella gesta de 2004.

Giordano estuvo preciso, siempre bien acompañado por De La Fuente y apoyado en el silencioso trabajo de Hierrezuelo y Ruesga en la lucha debajo del aro y la recuperación de la pelota.

Así, Argentina tomó ventaja y la gente se animó a gritar "dale campeón" antes que suene la chicharra. El resultado final fue de 20 a 15, para que los chicos salten y lloren abrazados en el piso de la cancha mientras el público cantaba se abrazaba y lloraba en la tribuna.

Se vivió una tarde histórica en el Parque Urbano de la mano de la más joven generación del básquet, que recogió el legado de los dorados y volvió a subir al deporte de la pelota naranja en lo más alto del podio.

Palabras que valen oro

Al término del partido, con la medalla dorada colgada en sus cuellos y brillando en sus pechos, los jugadores del equipo masculino de básquet 3x3 hablaron con ámbito.com y contaron cómo fue un torneo que quedará para siempre en sus mentes.

Juan De La Fuente dio el mejor ejemplo del legado de la Generación Dorada en las siguientes camadas del básquet argentino. "Con lo que fue la Generación Dorada para nosotros, las nuevas generaciones, es imposible no soñar con llegar a lo que lograron ellos. Ojalá esto sea una buena motivación para el día de mañana", comenzó diciendo.

De La Fuente fue de los más queridos por la gente gracias a su capacidad goleadora y su interacción con el público en cada pausa. El alero de Quilmes de Mar del Plata contó cómo vivió el equipo esa hora que pasó entre la semifinal y el partido por el Oro. "No había muchas palabras. Estábamos convencidos que queríamos salir campeones y que nuestra bandera suba más alta que las demás. Bélgica fue un rival muy duro. Se merecían estar donde estaban. El partido es un recuerdo inolvidable", confesó

Para explicar lo que vivió al subirse al escalón más alto del podio eligió una frase de Juan Ignacio Sánchez, campeón olímpico en 2004. "Como dijo Pepe Sánchez 'me encantaría grabar el recuerdo de mis ojos en la mente'. Yo sé que esto es algo que se termina pero fue una experiencia inolvidable".

Por su parte, la gran figura de la final, Marco Giordano dio las claves para este histórico oro olímpico: "La unión que teníamos y el esfuerzo que todos pusimos fue la clave de esta medalla", comentó mientras no le quitaba los ojos de encima y el sol se reflejaba en el oro de su pecho.

Sobre su gran actuación en la final, el base de Regatas de Corrientes reconoció que se sintió "muy cómodo adentro de la cancha y con mucha confianza. Estuvimos muy duros en defensa y muy sólidos en ataque.

Por su parte, Juan Herriezuelo aseguró que el Oro se logró "con mucho trabajo y sacrificio. Es muy merecido", y luego contó sus planes para el futuro inmediato: "Ahora queda disfrutar esto y de los días que quedan. En lo personal cuando vuelva tengo que seguir trabajando en mí, en mi físico y en el equipo.

Por último, Fausto Ruesga se colgó su segunda dorada en menos de una semana, tras haber ganado hace unos días el primer puesto en el concurso de volcadas. "Ganar esta medalla de oro nos costó mucho. Hace dos años que venimos trabajando para esto", indicó.

Y finalmente tuvo un párrafo a parte para la gente, que se volcó masivamente a todos los partidos de este equipo. "Jugar cualquier torneo con la selección argentina es siempre especial pero aún más de local y como se comportó la gente con nosotros lo hizo más especial todavía", reconoció.

Dejá tu comentario