18 de enero 2011 - 09:40

Racing ganó y festejó en Mar del Plata

Pablo Lugüercio mira al cielo y dedica su gol al masajista fallecido César Nardi.
Pablo Lugüercio mira al cielo y dedica su gol al masajista fallecido César Nardi.
Racing Club, con un segundo tiempo en gran nivel, consiguió anoche un triunfo alentador por 3-1 sobre River Plate, que formó con mayoría de suplentes, en el partido que jugaron por la segunda fecha de la Copa Ciudad de Mar del Plata.

Los goles de la "Academia" fueron convertidos por Pablo Lugüercio y Giovanni Moreno, de tiro penal, a los 9 y 32 minutos del primer tiempo, respectivamente, y Patricio Toranzo a los 24m. de la segunda etapa.

El mediocampista Rodrigo Rojas había abierto el marcador para River a los 2m. de empezado el cotejo.

Con este resultado, Estudiantes y Racing comparten la primera colocación con dos puntos, mientras que River no tiene unidades, por lo que el viernes 28 de enero, en la última jornada, al "Pincha" de Alejandro Sabella le alcanzará hasta perdiendo por 2-0 frente a los dirigidos por Juan José López para quedarse con el título.

River arrancó mejor, fue más prolijo en el traslado del balón a través de Rodrigo Rojas y Lanzini, y a los dos minutos se colocó en ventaja a través del mencionado Rojas, quien definió con un derechazo de sobrepique que se metió por sobre la cabeza del arquero De Olivera.

Sin embargo, poco le duró la alegría al conjunto de Juan José López, ya que a los 9 minutos y después de un tiro de esquina de Plocaba, Lugüercio con un cabezazo en el área chica, estableció la igualdad.

A partir de entonces el partido se hizo equilibrado, con ambos equipos tratando de llegar al arco contrario, aunque cada uno con distintos argmentos.

Pasado los 25 minutos, Racing pasó a comandar el desarrollo por el desequilibrio que produjeron Toranzo y, de manera especial, el colombiano Moreno de tres cuartos de cancha hacia adelante.

Así, a los 32 minutos, no sorprendió que la "Academia" pasara al frente en el marcador. Toranzo colocó un pelotazo de derecha a izquierda para Moreno, que luego de eludir a un rival fue derribado por Maidana dentro del área.

El penal correctamente sancionado por el árbitro Pezzota fue convertido por el propio mediocampista colombiano con un zurdazo contra el palo derecho de Carrizo.

Antes de la conquista, River pudo haber desnivelado con un remate cruzado de Arano que se estrelló en el palo izquierdo del arco defendido por De Olivera.

Después del segundo gol de Racing, Lanzini y Rojas perdieron gravitación y entonces a River le costó una enormidad enhebrar maniobras claras y profundas, porque Caruso quedó muy solo arriba y fue neutralizado por los defensores del equipo de Miguel Angel Russo.

En el segundo tiempo fue todo de Racing, que dominó con claridad de principio a fin por las "pinceladas" de talento de Moreno y el gran trabajo de Toranzo en el medio más el sólido aporte de la última línea.

Con el colombiano y el ex jugador de Huracán, Racing produjo lo mejor de la etapa y cerró su gran noche con un golazo de Toranzo, después de una lucida maniobra colectiva en lo que hubo 15 pases antes del gol.

River fue todo lo contrario. Careció de respuestas físicas y anímicas para revertir el desarrollo y pese a que sobre el final tuvo algunas chances para acortar la desventaja, como un mano a mano que De Olivera le sacó a Buonanotte, en ningún momento complicó a su rival y tendrá que mejorar mucho si el sábado quiere ganarle a Boca Juniors en el primer superclásico del verano.

Dejá tu comentario

Te puede interesar