Siguen vivos Los Pumas

Deportes

Los Pumas escribieron la página más gloriosa del rugby argentino al vencer a Escocia por 19 a 13 y clasificarse por primera vez en la historia a semifinales de un Mundial. En esa instancia se medirán con Sudáfrica el domingo próximo, a las 16, en el mismo escenario donde ayer consumó el mayor éxito del rugby argentino.

«Sudáfrica es un equipo difícil, pero en este Mundial hubo muchas sorpresas y espero dar el batacazo», señaló con optimismo y felicidad el apertura Juan Martín Hernández.

Ayer logró una victoria merecida, que se complicó en el final porque Escocia presionó sobre el ingoal y provocó jugadas para dar vuelta el marcador. No obstante, la gran defensa del equipo argentino, con efectivos tackles y potencia, logró mantener las diferencias para quedarse con el memorable triunfo, que fue festejado con euforia por los jugadores, cuerpo técnico y los más de 10 mil hinchas argentinos que saltaban y cantaban en las tribunas del Stade de France.

Durante los primeros minutos del partido, ambos equipos parecieron estudiarse sin acercarse con peligro a los 22 metros rivales y, con muchos pelotazos largos, forzaron varios lines.

En un partido que técnicamente tuvo más errores que aciertos, Los Pumas fueron los que menos equivocaciones cometieron y además supieron aprovechar muy bien las situaciones que se les presentaron.

Sin embargo, sobre el primer cuarto de hora, Felipe Contepomi desperdició un penal, lo que no hizo por su parte Dan Parks un par de minutos después desde casi el medio de la cancha.

Argentina penetraba un poco más, pero hasta entonces los del XV del Cardo parecían muy sólidosen defensa. La reacción argentina no se hizo esperar, y un error de los escoceses derivó en un penal, que esta vez convirtió Felipe Contemponi.

El juego era deslucido, con dos equipos que se jugaban mucho y fue así como aparecieron los nervios y las imprecisiones. Con otro penal anotado por Felipe Contemponi, a los 28 minutos, Argentina pasó a ganar por 6 a 3.

El quiebre de ese primer tiempo llegó con el try concretado por Gonzalo Longo, que cortó un despeje de Dan Park y se fue al ingoal escocés para anotar. Luego Felipe Contemponi no falló, y las cifras se estiraron 13 a 3.

Cuando ya no quedaba tiempo, Patterson con otro penal achicó las diferencias a 13 a 6, resultado con el que finalizó la primera etapa.

Los casi 77.000 espectadores que poblaron las tribunas del Stade de France esperaban una reacción escocesa en la segunda parte, pero Los Pumas salieron más agresivos, y Contepomi anotó un penal a los 43 minutos. Y, para no olvidar las buenas costumbres, el apertura Juan Martín Hernández anotó de zurda un drop en el 54 (19-6).

Los Pumas mostraban su aplomo, su seguridad y los buenos desempeños del recuperado Juan Martín Hernández, que recibió el apoyo de los hinchas al grito de «Maradona, Maradona...», y de la primera línea que abortaba todo intentó del pack de forwards de Escocia. No obstante, Escocia, que había entrado en el desorden, volvió a insinuar una recuperación con los cambios, y fue así como, en una buena jugada, Custeler concretó el try y el pateador Patterson sumó dos puntos más para ponerle suspenso a la definición 19 a 13.

Los últimos minutos fueron jugados con Escocia volcándose al ataque y Argentina defendiendo con enjundia y fuerza cada intento. Fue un final dramático con la última chance para Escocia, pero Los Pumas defendieron como «leones», se hicieron fuertes en el tackle y llegó el pitazo del francés Joel Jutge para consumar una nueva hazaña de este grupo de jugadores que entró en la historia grande del deporte argentino.

Dejá tu comentario