Suspenden un partido en España por agresión a lineman

Deportes

Granada y Mallorca disputaban un emotivo partido a cancha llena debido a la causa de uno de sus jugadores, Martins, que tiene un hijo enfermo y los hinchas decidieron darle un masivo apoyo.

Todo transcurría en paz, y hasta incluso era muy festejada la victoria del local con gol de Martins. Pero a falta de treinta minutos para el final, todo cambió. Un menor de edad arrojó un paraguas sobre el asistente y le abrió el pómulo derecho.

El agresor fue identificado porque los hinchas que lo rodeaban lo señalaron para que lo identificaran los agentes de seguridad. "El culpable no era socio, era menor de edad y de un centro de menores", explicó el presidente de Granada, Quique Pina, quien además repudió el hecho: "lamentamos este acto violento que mancha la imagen del club y de la ciudad. Es el acto de un impresentable dentro del estadio", concluyó.

La agresión ocurrió luego de una falta de Martins, el gran protagonista de la tarde-noche. El menor se lo tomó como algo personal y agredió a Javier Rodríguez Aguilar, uno de los líneas. Acto seguido, el trío arbitral abandonó el campo para que el asistente pudiese sanar la herida que se le abrió en el pómulo.

Los servicios médicos del club atendieron al asistente en los vestuarios. La propia entidad abundó en un comunicado que había sufrido "un pequeño arañazo" en el rostro. Para el árbitro: "tras una agresión así no se puede continuar". En Europa también pasa.

Dejá tu comentario